1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El presidente Donald Trump dijo el jueves que hubiera despedido al director del FBI James Comey aun sin la recomendación de dos altos funcionarios del Departamento de Justicia designados por él, lo que contradice las explicaciones anteriores de la Casa Blanca.

Insistió nuevamente en que Comey le había dicho directamente en tres ocasiones que él no estaba siendo investigado.

“Yo iba a despedir a Comey”, dijo Trump en entrevista con la NBC. La Casa Blanca y el vicepresidente Mike Pence han dicho que el presidente tomó la medida por recomendación del secretario de Justicia, Jeff Sessiones, y de su segundo, Rod Rosenstein.

“Independientemente de la recomendación, yo iba a despedir a Comey”, dijo Trump.

Por su parte, el director interino del FBI Andrew McCabe destripó el jueves las explicaciones de la Casa Blanca sobre la destitución de Comey ante una audiencia en el Senado.

Tras la medida sorpresiva de Trump, la Casa Blanca dijo que Comey había perdido la confianza de los agentes y de la opinión pública en general.

“Eso no es cierto”, dijo McCabe en respuesta a la pregunta de un senador. “También puedo decirle que el director Comey gozaba de amplio apoyo dentro del FBI y lo goza aún hoy”.

En la entrevista con NBC, Trump reiteró que Comey le había dicho tres veces que no estaba siendo investigado.

“Lo dijo una vez durante una cena y dos veces en conversaciones telefónicas”, aseveró Trump.

McCabe dijo a los senadores que el FBI habitualmente no revela a una persona si está siendo investigada o no. Se negó a hablar sobre las conversaciones de Trump y Comey.

La Casa Blanca se negó el miércoles a revelar pruebas o hacer declaraciones. Antiguos agentes del FBI dijeron que semejante declaración por parte de un director sería casi inconcebible.

Con el despido de Comey, la suerte de la investigación del FBI de la intromisión rusa en las elecciones y sus posibles vínculos con la campaña de Trump queda sumida en la incertidumbre. La investigación acosa a Trump desde el primer día de su presidencia, aunque ha negado cualquier vínculo con Rusia o conocimiento de alguna coordinación de su campaña con Moscú.

McCabe calificó la investigación de “altamente significativa” _al contrario de como la presenta la Casa Blanca_, y aseguró a los senadores de la Comisión de Inteligencia que la destitución de Comey no la afectará. Prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a ésta sobre los avances de la investigación.

“Nadie puede impedir a los hombres y mujeres del FBI que hagan lo correcto”, afirmó. Añadió que no ha habido interferencia hasta el momento.

Trump escribió en una carta fechada el martes que el director le había dicho “tres veces” que él personalmente no era objeto de la investigación. McCabe dijo que el FBI habitualmente no revela a una persona si está siendo investigada o no.

Días antes de su despido, Comey había solicitado mayores recursos para su investigación, de acuerdo con fuentes oficiales, lo cual generó temores de que Trump intentaba socavar una investigación que amenazaba su presidencia. McCabe dijo que no estaba enterado de tal pedido y que la investigación sobre Rusia tiene los recursos necesarios.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2qbb2r0