LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Con el reloj en cuenta regresiva, ya que el refugio contra el frío de Salinas tiene programado cerrar el 30 de mayo, los funcionarios del condado y la ciudad han redoblado su búsqueda de un refugio, tanto temporal como permanente.

El martes por la tarde, un grupo clave de funcionarios electos, líderes empresariales y líderes de la comunidad se reunió en el Barrio Chino para analizar una posible ubicación para un refugio temporal.

El concejal de la ciudad de Salinas Tony Barrera había sugerido el sitio que se encuentra en el número 20 de la calle Soledad, una antigua iglesia en un área con entrada de acceso que se encuentra enseguida del Centro de Aprendizaje del Barrio Chino. El edificio, de 2,200 pies cuadrados, es propiedad privada y se renta con una tarifa de $1 por pie cuadrado.

“Dije que es nuestra responsabilidad buscar un refugio temporal mientras encontramos un lugar permanente, así que comencé a buscar y me topé con este edificio”, dijo Barrera.

El supervisor del condado de Monterey Luis Alejo dijo que la idea es que el lugar alojaría a mujeres y a niños. Este año, el refugio contra el frío actual, que es el único refugio de emergencia contra el frío para familias, ha tenido un aumento en la cantidad de familias y niños que ha recibido.

Aunque el edificio del número 20 de la calle Soledad tiene un baño, no cuenta con regaderas, y los funcionarios consideraron la posibilidad de que las personas utilicen el centro de salud cercano para bañarse.

“Esto es temporal, temporal, temporal. Esto solo nos permite ganar algo de tiempo”, dijo Barrera, mientras el grupo se reunía para analizar el lugar después de recorrerlo.

La idea de un refugio contra el frío temporal y permanente durante todo el año es que esto le da tiempo a las personas para que encuentren una vivienda más permanente.

“Todos necesitan participar, incluidas las iglesias”, dijo la concejal de Salinas Gloria de la Rosa, cuyo distrito incluye el Barrio Chino.

En busca de soluciones

El martes, los asistentes incluyeron al alcalde de Salinas Joe Gunter, a Reyes Bonilla, quien dirige Community Homeless Solutions, a Paul Farmer, director ejecutivo de la Cámara de Comercio del Valle de Salinas, y a Ken Steen, director ejecutivo del Centro de la Ciudad de Salinas.

“Es pequeño, pero estamos considerando todos los posibles lugares”, dijo Alejo, quien ha tomado el liderazgo en el tema de la indigencia y está proponiendo la creación de un refugio permanente que esté abierto todo el año.

La próxima semana, Alejo dirigirá a un grupo que visitará el edificio que está enseguida del Old Natividad Hospital para considerarlo como un posible refugio a largo plazo. También visitarán el Centro de Navegación de San Francisco, un refugio temporal para campamentos completos de indigentes que les ofrece una variedad de servicios y los pone en contacto con opciones de vivienda a plazo más largo.

Las personas que asistieron el martes estuvieron de acuerdo en que los refugios son principalmente una respuesta temporal a soluciones a plazo más largo, que incluyen vivienda de transición, vivienda costeable y vivienda de inclusión; esta última se analizará el 16 de mayo durante la junta del ayuntamiento de la ciudad de Salinas.

La Cámara de Comercio y el Centro de la Ciudad de Salinas están en contra de extender el refugio contra el frío. Los negocios y los opositores citaron un aumento de la criminalidad, vagabundos e incluso prostitución. Apuntaron a la falta de seguridad y dijeron que en ocasiones han encontrado jeringas y pipas de crack enfrente de la Casa del Primer Alcalde, que se encuentra cerca del refugio y a veces es motivo de visitas y viajes escolares.

Farmer dijo que empatiza con el problema de los indigentes, pero cree que es necesario invertir dinero y recursos en soluciones a plazo más largo. Agregó que compartirá con los miembros del consejo la información acerca de la visita al número 20 de la calle Soledad.

“Tomaremos en consideración la sugerencia de Luis Alejo para visitar el Centro Natividad”, informó.

Cierre del refugio

El destino del refugio contra el frío, que se encuentra actualmente en el número 20 de la Calle Market Oeste, se decidió el miércoles pasado durante la junta de la Dependencia del Transporte del Condado de Monterey (TAMC), en la que los miembros del consejo votaron por extender el refugio durante otros 30 días a partir de su fecha original de cierre del 30 de abril, sin posibilidad de extensiones. Las noticias se dieron al mismo tiempo que se cerró el refugio para mujeres de Dorothy’s Place en el Barrio Chino, debido a falta de financiamiento.

La votación se efectuó después de una prolongada y tensa junta en la que numerosos miembros del consejo de TAMC se mostraron frustrados porque les dejaron el problema para que lo resolvieran en el último momento. El condado y la ciudad le arrendaron a TAMC de manera conjunta el número 20 de la calle Market Oeste para el refugio.

A nivel regional, el problema de los indigentes ha crecido a la par con el costo de las rentas y las viviendas, la escasez de vivienda costeable y la falta de un suministro de viviendas nuevas. Esto se ha visto exacerbado por el hecho de que el condado de Monterey es uno de los lugares más caros para vivir del país.

En Salinas, las rentas aumentaron 2.6 % en comparación con el año anterior, según la publicación Apartment List, y la renta promedio es de $1,100 por un departamento de una habitación en la ciudad, según informó la Coalición de Proveedores de Servicios a las Personas sin Hogar. En realidad, muchas familias trabajadoras se ven abrumadas por la renta, que no incluye las cuotas de solicitud, los depósitos, el agua ni la electricidad. Las alternativas han sido habitaciones, cocheras convertidas, cobertizos para herramientas, cuartos de motel e incluso vehículos.

Además, por primera vez, el refugio contra el frío e incluso la First United Methodist Church (que ofrece desayunos, almuerzos y otros servicios para los indigentes) han visto un aumento importante en la cantidad de familias indigentes, muchas de ellas con niños pequeños.

Steve Lundin, pastor de la iglesia, dijo que los cierres han afectado a la iglesia.

“Treinta días son buenas noticias; 60 días o algo permanente sería incluso mejor, pero por ahora es algo. Hay que respirar profundo”, agregó. “Nos afecta de la misma forma que las limpiezas del Barrio Chino y el cierre del refugio temporal para mujeres de Dorothy’s. Todas estas cosas nos afectan porque envían gente para acá… Cuando otras posibilidades cierran, nosotros vemos un aumento en la cantidad de gente que viene hacia acá”.

Barrio Chino

La ironía, sin embargo, es que el Barrio Chino ha sido el centro de muchos de los campamentos de indigentes de la ciudad que han estado surgiendo de nuevo de manera constante, después de la ordenanza de la ciudad en la que se declaró que era ilegal colocar campamentos en propiedad pública. La ordenanza afectó a la población de indigentes que no dormían en refugios, sino que permanecían en sus tiendas de las 6:00 P.M. a las 6:00 A.M.

La semana pasada, la ciudad, con ayuda de su contratista, la policía y voluntarios, dio inicio de nuevo a las limpiezas, ya que la cantidad de tiendas de campaña comenzaba a aumentar.

El director asistente de obras públicas Don Reynolds dijo que todos cooperaron con el proceso, incluso los indigentes. Agregó que la ciudad y los involucrados envían a muchos de los indigentes a Dorothy’s Place, donde se pueden inscribir para obtener recursos.

‘Un problema regional’

Sin embargo, en la junta también se iniciaron nuevas conversaciones y surgieron nuevas preguntas acerca de cómo combatir la indigencia entre los diferentes municipios. En la junta de TAMC del 26 de abril, el alcalde de Marina Bruce Delgado preguntó: “¿Qué pasaría si el resto de las ciudades contribuyera con $3,000 a $5,000 dólares? ¿Ha habido algún esfuerzo para compartir los costos de manera más amplia?”

En la junta que se llevó a cabo hoy en el ayuntamiento de Marina, la propuesta se detalló para someterla a votación en el ayuntamiento.

“Pienso que sería bueno si las otras ciudades ayudaran, porque es un asunto regional. El condado ha estado tratando de tomar la iniciativa, pero tiene sentido que las ciudades y el condado trabajen juntos”, dijo Delgado.

Desde las limpiezas de los campamentos en Salinas, Delgado dijo que Marina ha presenciado un “aumento dramático en la cantidad de gente que duerme” en la calle Lapis, que pertenece al condado. También hay más vehículos recreativos y vehículos en general en la ciudad, informó.

Mientras tanto, el condado y la ciudad continuarán su búsqueda de lugares.

“Sabemos que la indigencia no va a desaparecer”, dijo Alejo. “Pienso que el hecho de que estemos todos aquí es una buena señal de que existe el compromiso de trabajar para lograr soluciones a corto y largo plazo”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2peuH5g