1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Mientras llamaban a Saúl “Canelo” Álvarez el miércoles al escenario para su última conferencia de prensa previa a la pelea que tiene cautivo a su natal México, su rival se mantuvo sentado y con la mirada fija en su teléfono celular.

Posteriormente, Julio César Chávez Jr. bostezó en repetidas ocasiones, dándoles más munición a sus detractores, que acusan que el hijo de uno de los mejores boxeadores de la historia sigue carente de compromiso y motivación.

Chávez insiste en que esta vez es diferente. Cinco años después de dar positivo por marihuana tras una derrota y de varias veces que no pudo dar con el peso pactado, el excampeón mundial de peso mediano sabe del significado del combate del sábado ante su compatriota.

“Sí, es una oportunidad de demostrarle a la gente”, dijo Chávez, de 31 años de edad.

Su nuevo entrenador de fuerza y acondicionamiento, Memo Heredia, insiste en que ese no será un problema. Su nuevo entrenador, el reconocido Ignacio “Nacho” Beristaín, dijo que Chávez “entrenó duro” en la altura en las montañas cercanas a la Ciudad de México.

Sin embargo, su mayor crítico podría ser su padre, quien fuera seis veces campeón del mundo y en un momento hilvanó 90 combates sin conocer la derrota. Cuando se le preguntó qué es lo que quería de su hijo, Julio César Chávez hizo una pausa.

“Le pedí que estuviera en forma, la mejor forma posible, porque sé de su capacidad y lo que puede hacer”, dijo Chávez padre.

El mayor de los Chávez expresó su satisfacción con ver a su hijo mantenerse en forma para lo que podría ser un combate memorable si es que Chávez Jr. luce su mejor forma. Álvarez (48-1-1, 34 KOs) noqueó al poco conocido Liam Smith para ganar el título de las 154 libras en septiembre pasado, pero nunca ha subido al ring por encima de las 155 libras.

La única derrota en la carrera de Álvarez, de 1.75 metros (5 pies 9 pulgadas) de estatura, fue en contra de Floyd Mayweather Jr. en 2013. Para el sábado tendrá una desventaja de 10 centímetros (4 pulgadas) de altura y casi 8 centímetros (3 pulgadas) de alcance.

“Quien pierda va a perder mucho”, dijo Chávez, quien ha ganado sus últimas dos peleas. “Los dos tenemos mucha presión”.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2pevcw3