1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los Tigres le aseguraron a México el monopolio en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, al doblegar el miércoles 2-1 a los Whitecaps de Vancouver para sellar su boleto.

El francés Andre Pierre Gignac anotó un tanto digno de una videogalería, mientras que el jugador de origen argentino Damián Álvarez marcó el otro gol del conjunto de la ciudad de Monterrey, que consiguió su pasaje con un marcador global de 4-1 y enfrentará al Pachuca de su mismo país por el título regional, que confiere el derecho de disputar el Mundial de Clubes.

Brek Shea anotó apenas a los dos minutos del encuentro por el equipo local, que se esperanzó así en la posibilidad de remontar el 2-0 que le endilgaron en la ida.

Pero Gignac apagó el ánimo del club canadiense, al controlar un balón fuera del área y definir con un tremendo derechazo con efecto, que anidó el esférico en el ángulo del arco defendido por David Ousted.

Ese tanto hacía necesario que Vancouver anotara tres veces para ganar. El milagro no ocurrió ante el elenco multiestelar de Tigres, encabezado por Gignac, quien participó con la selección francesa en la Eurocopa del año pasado.

Fue en cambio Álvarez quien marcó el segundo del cuadro mexicano a los 83 minutos.

Es el segundo año consecutivo en que dos equipos mexicanos se miden en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. América doblegó en la última edición a los propios Tigres, que buscan así la reivindicación.

El último conjunto no mexicano que conquistó este torneo fue el Saprissa de Costa Rica, en 2005.

Read or Share this story: http://bit.ly/2pcbu4i