LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El pasado lunes, los oficiales de policía de Salinas que llenaron una sala completa recibieron un tipo diferente de capacitación, esta vez acerca de cómo empatizar con las personas que preguntan “¿Por qué me detuvo?”

El año pasado, el Departamento de Policía de Salinas y la Oficina del Alguacil del Condado de Monterey recibieron una subvención de $850,000 dólares provenientes del Consejo de Correccionales Estatales y de la Comunidad de California, con el fin de aumentar la confianza de la comunidad a través del programa “Why’d You Stop Me” (¿Por qué me detuvo?).

Jason Lehman, oficial de policía de Long Beach, fundó el programa con la esperanza de aumentar la comprensión entre las comunidades y la policía, lo cual permitiría disminuir las interacciones violentas entre ellos.

“Estamos capacitando a los oficiales de policía y a los miembros de la comunidad en un esfuerzo por ayudarles a estar más unidos”, explicó. “Lo estamos haciendo por medio de la educación para el empoderamiento, donde les enseñamos a los miembros de la comunidad a cooperar mejor con la policía, y a los oficiales les damos diferentes ideas y técnicas sobre cómo enseñarle a la gente la forma en que desean ser tratados, mientras que al mismo tiempo los empoderan y se aseguran de conservar su humanidad durante todo el contacto”.

La ciudad de Salinas actúa como administradora de la subvención, mientras que la policía de Salinas y la oficina del alguacil actúan como los socios de la ley y las organizaciones Socios por la Paz y Sun Street Centers actúan como socios con sede en la comunidad. El programa de dos años de duración incluye presentaciones para los miembros de la comunidad, así como para las fuerzas de la ley.

En el otoño pasado se dio una presentación a los miembros de la comunidad de Salinas, y el lunes se hizo la última presentación ante los oficiales de policía.

Durante la sesión, que tuvo horas de duración, Lehman ayudó a los oficiales a identificar los sentimientos que tienen durante el trabajo, como por ejemplo la frustración que sienten por no poder hacer que el público proporcione información para ayudar a resolver delitos, y les explicó que existen formas de expresar correctamente ese sentimiento ante los miembros del público.

Los sentimientos de temor, enojo y ansiedad que surgen durante una parada de la policía, con frecuencia son algo que comparten tanto los oficiales como la persona detenida, informó.

“Si la policía y los miembros de la comunidad están compartiendo tantas de estas emociones, ¿entonces qué está sucediendo?”, preguntó.

Lehman también analizó las formas que existen para calmar las situaciones y habló de las razones por las que los oficiales deberían aprovechar las oportunidades de los momentos en los que pueden enseñar, ya que muchos pueden facilitar el camino para mejorar su seguridad en el futuro.

A veces, eso es tan fácil como hacer que los oficiales se tomen el tiempo de explicar por qué hacen ciertas cosas, como tener puesta la mano en el arma o juntarles los dedos a la gente al colocarles las esposas.

El oficial de la policía de Salinas Richard López dijo que la capacitación había sido “verdaderamente estimulante” y que le sirvió como refuerzo para muchas de las ideas que ya está utilizando durante su patrullaje.

“Esto valida el hecho de que lo que estoy haciendo está bien, y ahora veo las cosas un poco más desde la perspectiva de la comunidad en cuanto a la forma de mi contacto. Nunca pensé que tenía que explicar por qué tengo la mano en mi arma”, dijo. “Esto aclara el hecho de que las cosas pequeñas que damos por sentadas y como algo de sentido común no son de sentido común para la comunidad”.

López ya se toma el tiempo para detenerse y entregar calcomanías a los niños entre una llamada y otra, lo cual se mencionó como algo que hay que fomentar en el programa, y dijo que espera incorporar otras técnicas como asegurarse de agacharse hasta llegar al nivel físico de los niños o de llevar algunos juguetes para regalar en su auto patrulla.

“El programa en sí es una herramienta fantástica. Me gustaría mucho ver que permanezca en Salinas como un método para los miembros de la comunidad y las fuerzas de la ley”, agregó.

López piensa que la comunidad puede beneficiarse de muchas maneras con el programa. Él ya ha visto que la creación de confianza con los miembros de la comunidad puede ayudar a resolver homicidios cuando los testigos se presentan.

“La participación de la comunidad muchas veces es fundamental para resolver los delitos importantes”, informó.

También mejora la seguridad de los oficiales a través del aumento en el cumplimiento de la comunidad, una vez que los ven como una figura de autoridad legítima, dijo.

López espera que el programa continúe creciendo en la comunidad, y agregó que también espera que lo ofrezcan en español en el futuro.

El sargento de la policía de Salinas Robert Hampson ha sido oficial durante 22 años, y en su experiencia “la gente siempre se siente mejor cuando uno les explica por qué hizo lo que hizo”.

Hampson participó en la sesión del lunes y también dijo que siente que es un programa benéfico para los oficiales que a veces dudan en mostrar su lado más humano.

“Es bueno hablar con los policías y decirles que está bien actuar como personas, ser humanos y tener sentimientos, cometer errores y trabajar para mejorar nuestro desempeño”, dijo.

A través del desarrollo de la confianza, una parte del programa también motiva a reportar los delitos y a reportar cualquier falta de conducta de la policía.

“La forma en que sentimos que podremos efectuar cambios es que queremos tener la capacidad de reportar al pequeño porcentaje de oficiales de policía que andan por ahí, quizás tomando algunas malas decisiones”, dijo Lehman. “Si nos enfocamos en el hecho de que un informe puede mantenernos seguros, entonces querremos cooperar durante el contacto, y si lo hacemos, reduciremos los actos de violencia.

Cuando el programa se presentó en Salinas en octubre pasado, hubo una protesta en su contra por parte de algunos grupos de la comunidad. Lehman dijo que desde esa fecha se ha reunido con esos líderes de la comunidad para hablar acerca de sus preocupaciones.

José Arreola, director de la División de Seguridad de la Comunidad de Salinas, dijo que es importante observar que este programa es tan solo una parte de los esfuerzos de la ciudad por aumentar las relaciones entre la comunidad y la policía.

El programa se ofrecerá a continuación a todos los miembros de la Oficina del Alguacil del Condado, así como a otras dependencias de la zona.

Recientemente, el Laboratorio META del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales también llevó a cabo una encuesta en la comunidad acerca de la forma en que los miembros de la comunidad perciben el trabajo de la policía de Salinas. En dos años, el Laboratorio META llevará a cabo otra encuesta para revisar los cambios que puedan ocurrir.

El oficial de la policía de Salinas Mike Muscutt asistió a la capacitación del lunes y dijo que la recomienda para cualquier miembro de la comunidad.

“Pienso que a veces, cuando estás haciendo este trabajo, te enfocas en tu seguridad y en llegar a tus llamadas”, dijo. “Esto como que nos abre los ojos y nos permite saber que si simplemente damos un paso atrás y abrimos la línea de comunicación con la gente, esto puede reconstruir la confianza dentro de nuestra comunidad y dejarles ver que nosotros también somos simplemente miembros de la comunidad y que venimos aquí a hacer un trabajo, pero que también somos humanos”.

Para obtener más información, visite el sitio web de Socios por la Paz en www.partners4peace.org/why-d-you-stop-me-.html o el sitio web de “Why'd You Stop Me” en www.wysm.org

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2obx37L