LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Un negocio del área de Los Ángeles sospechoso de defraudar al programa gubernamental de visas a fin de obtener tarjetas de residencia para inversionistas chinos fue allanado el miércoles por autoridades federales.

Los investigadores inspeccionaron las oficinas del Fondo de Inversión Migratoria de California en San Gabriel como parte de la pesquisa por fraude.

Bajo un programa del gobierno federal, los inversionistas extranjeros que comprometan al menos medio millón de dólares a proyectos para la creación de empleos en áreas designadas pueden solicitar una tarjeta de residencia permanente, también conocida como “green card”.

El fondo de California buscaba la obtención de estas tarjetas para más de 100 inversionistas chinos de proyectos de construcción que nunca se llevaron a cabo, de acuerdo a documentos presentados ante una corte federal.

“Como resultado del plan fraudulento, muchos extranjeros fueron capaces de obtener de manera indebida tarjetas de residencia en Estados Unidos a través del programa de visas EB-5, a pesar de que dichos extranjeros realmente no realizaron inversiones en empresas estadounidenses, ni crearon empleos estadounidenses”, escribió Gary Chen, agente especial del FBI, en los documentos.

Chen también escribió que parte de los 50 millones de dólares recaudados a través de dicho plan fueron reembolsados a los inversionistas mientras sus solicitudes de inmigración estaban pendientes, o se utilizaron para la compra de casas personales para Victoria Chan, una abogada, y su padre Tat Chan, director del fondo.

En algunos casos, el fondo era una fachada para mover dinero de personas que no eran inversionistas legítimos, escribió.

Además, al menos tres de los inversionistas que obtuvieron tarjetas de residencia a través del programa eran fugitivos buscados por el gobierno chino, agregó Chen.

Un mensaje dejado en las oficinas del fondo en busca de comentarios no fue respondido de inmediato.

No se prevé que se realizaran arrestos relacionados el miércoles, indicó Thom Mrozek, portavoz de la fiscalía general en Los Ángeles.

La pesquisa se remonta a cuando menos cuatro años, cuando investigadores de Seguridad Nacional revisaron el lugar de uno de los proyectos citados. El sitio lucía igual que unos meses atrás y no se habían otorgado permisos de construcción, detalló Chen en los documentos.

La investigación en California se presenta justo cuando el Congreso sopesa cambios al programa de visas, que ha crecido en popularidad entre los extranjeros acaudalados que buscan mudarse a Estados Unidos, pero enfrenta fuertes críticas ante las acusaciones de fraude y mal uso del proyecto.

El programa EB-5, que comenzó hace más de dos décadas, les permite a los extranjeros agrupar sus inversiones a través de los llamados centros regionales, con la intención de impulsar el crecimiento económico a cambio de las tarjetas de residencia.

Hasta el año pasado se había aprobado la participación de más de 800 centros en el programa, de acuerdo con la Oficina de la Contraloría del Congreso.

Los detractores afirman que muchas de las inversiones que supuestamente tenían como objetivo brindar asistencia a zonas pobres de Estados Unidos fueron destinadas a proyectos en vecindarios más prósperos.

Además, los programas en Vermont y Dakota del Sur se han visto duramente afectados por escándalos de fraude. A principios de este año, una persona que en un momento dirigió el programa de Dakota del Sur fue sentenciada a libertad condicional y a una multa luego de llegar a un acuerdo con fiscales federales.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/2obmEJ7