LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Desde que el presidente Trump firmó las órdenes ejecutivas de inmigración a finales de enero, se ha hablado y debatido mucho acerca de la inmigración en el Condado de Monterey.

Muchos funcionarios locales electos en el Condado de Monterey, incluidos los de Salinas, sugieren que la política de inmigración de Trump afectará al condado en diversos niveles, incluida la economía. La agricultura y la hospitalidad son dos de los motores económicos más importantes de esta región, y en gran medida se alimentan de la fuerza laboral de inmigrantes. Salinas, la ciudad más grande del condado en población, tiene una gran cantidad de trabajadores migrantes.

En menos de dos meses, el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey ha aprobado tres resoluciones, incluida una que arremete contra la orden ejecutiva de inmigración de Trump, y otra que designa al condado como “un condado que le da la bienvenida a los inmigrantes y a los refugiados”.

El supervisor John Phillips, del distrito 2, ha disentido en dos de las resoluciones, lo cual lo ha puesto en contra de sus compañeros supervisores. Phillips fungió como juez del tribunal superior del condado de Monterey durante 21 años, antes de retirarse en 2004. Estuvo a cargo de presidir el tribunal superior del condado de Monterey en 1989, 1996 y de 1998 a 2000. Obtuvo su título de leyes de la Universidad de California en Berkeley en 1968.

En el año 2000, Phillips fundó Rancho Cielo, que ofrece programas y capacitación para la juventud en riesgo.

Phillips, quien tiene 74 años, fue electo como supervisor en noviembre de 2014 y tomó juramento en enero de 2015. Él y su esposa Patti son residentes del área de Prunedale en el norte del condado.

Por cierto, los funcionarios locales electos del condado y de la ciudad de Salinas que se oponen a la designación de ciudades santuario han recibido críticas de sus partidarios. Las organizaciones comunitarias, incluidas MILPA, Building Healthy Communities y el Consejo Laboral Central de la Bahía de Monterey, continúan defendiendo la designación de ciudad santuario y argumentan que al hacer esto se determina claramente que los recursos locales no se utilizarán para ayudar en los esfuerzos federales contra los inmigrantes, y al calmar en parte los temores de su población inmigrante se demuestra el compromiso de la ciudad y del condado con ellos.

Los recientes foros migratorios organizados por el congresista federal Jimmy Panetta, diversos concejales de la ciudad de Salinas y las organizaciones de la comunidad, han estado llenos de gente.

The Salinas Californian se reunió recientemente con Phillips para hablar del tema de la inmigración, así como de las razones por las que votó en contra de las recientes resoluciones.

P: ¿Piensa usted que el condado de Monterey debería designarse como una jurisdicción santuario? ¿Por qué sí o por qué no?

R: No estoy de acuerdo con las ciudades y los condados santuario, y en particular no quisiera ver al condado de Monterey asociado con el condado de San Francisco y otros condados que hacen un esfuerzo por decir que no apoyaremos las leyes federales, y que porque no nos gusta no permitiremos que esta ley federal se aplique en esta jurisdicción. Para mí, si lo vas a hacer, hazlo, pero no lo anuncies. Tomaríamos un camino peligroso al decir que esto depende de cada condado y al decidir qué leyes federales se aplicarán o no en tu jurisdicción. ¿Qué pasaría si Humboldt decidiera que las leyes fiscales no deben aplicarse?

Filosóficamente, pienso que es incorrecto hacerlo. Lo he dicho desde el principio, pienso que el mayor enfoque debería ser en hacer que el Congreso produzca algún tipo de reforma migratoria completa.

Sé que esta administración puede decir cosas que preocupan a la comunidad, pero nada ha cambiado en las leyes migratorias de este país… Tenemos a un alguacil electo y yo no he visto nada fuera de lo razonable en cuanto a la forma en que interactúa con las autoridades de inmigración. Si observáramos y viéramos que lo que hace la administración comienza a afectar negativamente a nuestro condado, entonces deberíamos presentar nuestra propia demanda.

P: Hay quienes dicen que las jurisdicciones santuario son en parte o principalmente simbólicas, ¿usted qué piensa?

R: Quizás sea simbólico, y sí es simbólico para mí. El simbolismo es negativo porque estamos diciendo que invitamos a cualquier persona a que viole las leyes federales y a que venga si puede. Una cosa es que estén aquí y formen parte de nuestra comunidad, pero otra cosa es que violen el proceso y no pasen la verificación de antecedentes y hayan sido deportados. Simbólicamente, pienso que es el mensaje incorrecto.

P: ¿Tiene alguna otra preocupación?

R: Con respecto al financiamiento (federal), (también) es una preocupación que nos apoyemos tanto en los gastos federales para apoyar nuestra atención de la salud y muchas otras cosas. Basta con ver la reciente tormenta que tuvimos y que estamos solicitando ayuda de la Dependencia Federal para la Administración de Emergencias (FEMA).

P: El condado de Monterey tiene una gran cantidad de población indocumentada. ¿Cuáles serían algunas soluciones respecto a la inmigración?

R: La mayor parte de las personas indocumentadas de aquí son personas buenas que obedecen la ley y que hacen un trabajo que necesitamos que se haga, y forman parte de nuestra comunidad. Es por eso que hicimos la prueba con los servicios médicos adjuntos para los indocumentados, que no se había intentado antes. Incluso conseguimos respiradores.

Pienso que proporcionamos una vía a la ciudadanía a las personas de aquí para que soliciten y sigan algunos de los pasos. No los castigamos y quizás les proporcionemos un proceso expedito. En algunas formas, podemos decir que no es justo recompensar a las personas que llegaron aquí de manera ilegal, pero es un hecho de la vida debido a los elementos básicos de la economía: si tienes algo ahí que atrae a la gente para que venga, ellos saben que tenemos escasez de mano de obra aquí. Algunos llegaron a través del programa de H2A, y estamos trabajando para proporcionarle vivienda a la fuerza laboral. Pienso (que es bueno) si pudiéramos proporcionárselo a los que han estado aquí y respetan la ley.

P: Ha habido numerosos foros de inmigración en esta comunidad ¿qué opina acerca de ellos?

R: Me doy cuenta de que muchas personas están preocupadas en la comunidad. Me doy cuenta de que esta administración ha causado angustia, pero también pienso que con más reuniones además estamos generando temor en la comunidad. Con esta administración hay muchas reacciones, y pienso que (en el nivel de) la ciudad y del condado, nos hemos estado enfocando mucho en este asunto y creamos temor. Me preocupa que si seguimos hablando de esto estaremos alimentando sus temores.

Además, no he visto que cambie nada en las calles y no ha habido redadas migratorias… Nada ha cambiado.

P: La agricultura es una industria de $9,000 millones de dólares en el Valle de Salinas, ¿piensa que los líderes agrícolas deberían presentarse en público para compartir sus puntos de vista acerca de la inmigración?

R: Usted hable con la comunidad agrícola. Quiero decir, los productores y transportistas agrícolas son los primeros que dicen que tenemos una gran escasez de mano de obra y que necesitamos que la gente venga aquí. Necesitamos que la gente tenga la seguridad y la confianza de que estarán seguros aquí. Han establecido una familia aquí y los necesitamos en la comunidad. Ellos (los líderes agrícolas) dicen que necesitan una reforma migratoria para facilitar los programas que permitan que la gente pueda venir a trabajar. También es beneficioso para nuestra comunidad local para que, por ejemplo, lo que gastan se quede en la comunidad. Una reforma migratoria positiva beneficiaría a nuestra comunidad.

Resoluciones del condado de Monterey acerca de la inmigración

  • El 31 de enero, el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey votó 4-0, en ausencia de Phillips, en favor de apoyar una resolución que denuncie la orden ejecutiva del presidente Trump acerca de la inmigración.
  • El 14 de febrero, el Consejo de Supervisores votó 4-1 en favor de aprobar una resolución (dirigida por el supervisor Luis Alejo) que declare al condado de Monterey como “un condado que le da la bienvenida a los inmigrantes y a los refugiados”. Phillips no estuvo de acuerdo, ya que dijo que tiene “emociones encontradas” acerca de la resolución. Aunque reconoció que los inmigrantes forman la columna vertebral de la economía del condado, también dijo que es “fácil reaccionar” ante la administración federal actual.
  • El 17 de marzo, en una sesión especial, todos los supervisores con excepción de Phillips, que no estuvo de acuerdo, votaron en favor de firmar un expediente de amigos del tribunal en apoyo del condado de Santa Clara y de la ciudad y condado de San Francisco, por sus demandas contra la orden ejecutiva del presidente Trump en contra de las ciudades santuario. A principios de esta semana, el condado se unió a una coalición de 34 ciudades (incluida Salinas) y condados que presentaron una opinión amicus, en la que se le solicita a un tribunal federal que detenga la orden ejecutiva del presidente Trump que amenaza con retirar los fondos federales de las denominadas “jurisdicciones santuario”.
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2nJ6GWz