LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

De niño, Tom Hiddleston se admiraba con películas como "Indiana Jones" y "Jurassic Park", por lo que ser parte de la nueva entrega de "King Kong" ha sido un "privilegio" para el astro británico.

"Nunca antes había hecho una cinta de aventuras a la vieja usanza y ese es el tipo de películas que me encantaba ver cuando era niño", dijo Hiddleston en un encuentro reciente con medios de comunicación en la Ciudad de México, donde desfiló por una multitudinaria alfombra roja con su compañera de reparto Brie Larson y el director Jordan Vogt-Roberts.

"Fue un privilegio ser parte del legado de Kong", añadió.

En "Kong: La Isla Calavera" ("Kong: Skull Island"), que se estrena el viernes, Hiddleston interpreta al mercenario James Conrad, quien junto con la fotógrafa Mason Weaver (Larson) viaja a una isla desconocida en una expedición con un escuadrón militar encabezado por el teniente Preston Packard (Samuel L. Jackson) y el excéntrico investigador Bill Randa (John Goodman).

En algún momento uno de los personajes dice que "el enemigo no existe hasta que buscas uno" y más o menos eso pasa con el escuadrón, que comienza a bombardear la Isla Calavera y tras recibir una respuesta furiosa de Kong asume que es una bestia hostil a la que tienen que exterminar.

"Es un mal hábito de los seres humanos. Muchas veces destruimos lo que no entendemos", dijo Hiddleston. "Creo que necesitamos más empatía y compasión en nuestro mundo, más tiempo, más paciencia, más capacidad para escuchar, porque creo que el gran poder del cine, cuando funciona, es recordarle a la gente que somos más semejantes que diferentes y con Kong en específico ese es el mensaje".

Rodada en Vietnam, Australia y Hawái y situada en 1973, la cinta inevitablemente recuerda a películas como "Apocalipsis" y "Pelotón", en especial por el rock de la época en su banda sonora, mientras que su presupuesto de 200 millones de dólares se ve reflejado en los efectos visuales con los que Kong demuestra ser el rey de la isla.

"Esta película es una aventura clásica y hay un gorila enorme y lo quiero", dijo Hiddleston en español, quien más tarde se puso un sombrero de charro en la alfombra roja y cantó "Cielito lindo".

Se trataba de su primera visita a México, el país de Guillermo del Toro, su director en la cinta de terror y romance gótico "La cumbre escarlata" ("Crimson Peak").

"Lo he visto cantar a todo pulmón con mariachis", dijo el actor. "Guillermo es uno de los directores más apasionados, amables, creativos y encantadores con los que he trabajado. ... El equipo lo siguió en la batalla porque es un verdadero líder inspirador y ama el cine más que cualquier otra cosa".

Hiddleston se declaró admirador del cine mexicano desde hace años.

"Tenía 18 o 19 años cuando Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Guillermo comenzaron a despuntar", relató. "Ante mis ojos, como un joven estudiante británico, me pareció que había un renacimiento en el cine mexicano y eso coincidió con mi interés en las películas de otros países y en otros idiomas".

Mencionó entre sus cintas favoritas de estos realizadores "Amores perros" de Iñárritu, "Y tu mamá también" y "Niños del hombre" ("Children of Men") de Cuarón y "El laberinto del fauno" de Del Toro.

"'El laberinto del fauno' es una experiencia que nunca olvidaré", dijo. "Nunca había visto una película así, se sentía como un cuento de hadas".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2nhxQER