LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Rogelio “Roy” Fuentes Sr. ha pasado la mayor parte de su vida trabajando en los campos de fresas de la Costa Central, desde pizcar, hasta cultivar y vender sus propias cosechas.

Fuentes es un pionero en la industria del cultivo de bayas orgánicas. Ha cultivado grosellas, frambuesas y fresas, pero ahora se concentra en fresas orgánicas.

Cultiva aproximadamente 150 acres, incluidos dos campos de cinco acres al sur de Salinas, en cooperación con el Centro de Servicios de Investigación del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) que se encuentra ahí. El científico de USDA Eric Brennan y Fuentes están experimentando con cultivos de cobertura en el centro. Hablaremos de eso más adelante.

Fuentes llegó a Estados Unidos procedente de México en 1973, cuando tenía 15 años. Él y sus seis hermanos y una hermana siguieron a su padre a Watsonville para trabajar en los campos de fresas. Después de graduarse de la preparatoria Watsonville en 1979, trabajó para Reiter Affiliated, un productor de frutas y verduras frescas.

Avanzó al nivel gerencial en Reiter en 1988, y se convirtió en socio en 2003. En 1998 comenzó a cultivar bayas orgánicas para Driscoll’s y aún continúa cultivando fresas para esa compañía. También se asoció con un productor de verduras y producen brócoli, cilantro y lechuga romana en rotación con fresas orgánicas.

El año pasado, él y su esposa María, su hijo César y su hija Ilse comenzaron su propia compañía, Fuentes Berry Farms.

Ilse está estudiando seguridad de los alimentos en la universidad, y César estudia para convertirse en agrónomo.

Fuentes, de 57 años y originario de Salinas, comenzó a trabajar con Brennan, del USDA, hace cinco años. Se ha descubierto que el uso de cultivos de cobertura produce mejores fresas orgánicas. Combinado con la aplicación de mantillo y la plantación de mostaza en los surcos de bayas, lo cual ayuda a reducir el crecimiento de maleza, el método está demostrando buenos resultados.

Los campos que Fuentes está cultivando para el USDA se encuentran enseguida de más de 30 acres de centeno de rápido crecimiento para cereales, que se utiliza como un cultivo de cobertura. Este es similar a la avena, tiene un extenso sistema de raíces y crea una biomasa grande.

Los campos de fresas de Fuentes se encuentran en una rotación de cuatro años. Las fresas se plantan cada cuarto año. Este año marca el segundo en que el campo que él está cultivando producirá fresas. El cultivo de cobertura antes de plantar las bayas es el brócoli.

“Siempre estamos tratando de mejorarlo”, dijo Fuentes la semana pasada, durante una visita en autobús organizada por la conferencia EcoFarm en el Asilomar Conference Center de Pacific Grove.

Fuentes no utiliza fumigación en su campo. Cubre las plantas de fresa recién plantadas con hojas de plástico color plateado sobre negro y utiliza riego por goteo.

“Espero que todo lo que hemos hecho aquí cada año mejore cada vez más”, informó. “Para mí ha sido fenomenal, ya que la tierra está descansando durante cuatro años”.

Agregó que con la rotación de cultivos, las plantas de fresas son más sanas y tienen menos enfermedades.

“Para mí lucen realmente buenas”, informó.

Fuentes utiliza Mariquitas para combatir los pulgones, así como un dispositivo de limpieza al vacío grande para eliminar los ácaros de arañas.

La cosecha comenzará a mediados de marzo y continuará mientras haya bayas que recoger.

Al igual que los productores del Valle de Salinas, Fuentes enfrenta muchos desafíos, incluidos el del agua, el aumento en el salario mínimo y la escasez de mano de obra. La amenaza por parte de la administración de Trump de deportar a los inmigrantes indocumentados, muchos de los cuales trabajan en la agricultura, también se avecina.

“Esto es difícil”, dijo. “Vamos a enfrentar algunos momentos difíciles, no solo respecto a las fresas. Todos van a sentir los desafíos de eso”.

A pesar de todas las dificultades, Fuentes ama la agricultura.

“Simplemente la amo, porque a las 5:30 de la mañana es bueno ver qué es lo que está sucediendo antes de que comience la cosecha”.

Agregó que aunque pudiera, no cambiaría su vida.

“Si tuviera que escoger de nuevo, haría la misma cosa”, informó. “Siempre hay algo por aprender aquí. Siempre, todos los días, se trata de verlo todo y de intentar hacer lo mejor posible”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2kJPrn0