1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Rancho Cielo agregará clases de agricultura a su plan de estudios el próximo año, gracias a la construcción del Centro Vocacional Agrícola Ted Taylor.

Se espera que la construcción de la escuela de 27,000 pies cuadrados, que tendrá un costo de $9.3 millones de dólares, dé inicio en abril. La inauguración está programada para agosto de 2018. Rancho Cielo todavía necesita recaudar aproximadamente $250,000 dólares para cumplir su meta de financiamiento, informó Susie Brusa, directora ejecutiva.

Rancho Cielo ya cuenta con una escuela culinaria, la Academia Culinaria Ralph Drummond, donde los estudiantes se capacitan para obtener empleo en la industria restaurantera y del servicio de alimentos, así como una academia de construcción. ¿Por qué desean establecer una academia agrícola?

A nivel local, las clases vocacionales se han recortado debido a problemas presupuestales. Brusa dijo que los socios de la escuela agrícola expresaron la necesidad de contar con empleados capacitados para puestos agrícolas en el Valle de Salinas.

“Existe todo un nivel de mano de obra calificada, la de los oficios, para la cual no se está generando suficiente interés entre los jóvenes…”, dijo Brusa.

La industria agrícola se está enfrentando a una escasez de personas capacitadas en reparación de motores diésel y tractores, seguridad de los alimentos, fabricación, irrigación, agricultura sustentable y empleos asociados con el procesamiento y almacenamiento de frutas y verduras.

“Estamos tratando de crear un centro donde capacitamos a los jóvenes para que tengan una ventaja al solicitar este tipo de empleos”, agregó.

El centro vocacional agrícola contará con dos pisos y cuatro alas, y será un reflejo de la academia culinaria de Rancho Cielo. Se ofrecerá una escuela chárter (la Escuela Chárter John Muir), en la cual los estudiantes podrán obtener su diploma de preparatoria, así como clases vocacionales en agricultura.

Rancho Cielo abrirá un ala del centro agrícola a la vez. En las cuatro alas se darán cursos de reparación automotriz y de tractores, fabricación y soldadura metálica, irrigación y soluciones hidráulicas, servicios agregados al valor agrícola, refrigeración, seguridad de los alimentos y soluciones de construcción sustentable.

Troy Boutonnet, miembro del consejo de Rancho Cielo, dirigirá un comité de programas y organizará un grupo asesor de expertos agrícolas para determinar qué clases se darán, con el fin de promover la agricultura sustentable en todas las fases del centro.

Rancho Cielo del este de Salinas fue fundado en el año 2000 por el juez John Phillips, quien entonces estaba retirado del Tribunal Superior del Condado de Monterey y ahora es supervisor del condado por el segundo distrito. La organización sin fines de lucro está asentada en un lote de 100 acres. Su meta es servir a la juventud de bajos recursos que se encuentra en riesgo.

El concepto del centro vocacional agrícola comenzó en 2006-2007, informó Brusa, cuando Phillips y los miembros del consejo Don Chapin y Karen Curtis se acercaron a Joanne Taylor Johnson para solicitarle una donación financiera con el fin de iniciar los esfuerzos de recaudación de fondos. Johnson y su familia participaron con una donación de $500,000 dólares.

El padre de Johnson fue Ted Taylor, líder productor de frutas y verduras del Valle de Salinas, director de Bruce Church Co. y padre de Bruce Taylor, fundador de Taylor Farms. Ted Taylor, quien falleció en 1991, ejerció una enorme influencia en la agricultura, tanto a nivel local como nacional, y disfrutaba al ser mentor de los jóvenes.

Tom Church, de Church Brothers, recordó cuando trabajó para Ted Taylor después de graduarse de la universidad.

“Él fue, sin lugar a dudas, el jefe más estricto que yo he tenido, pero también el más justo y el más conocedor”, dijo. “Era un hombre que rebasaba con la cabeza y los hombros a todos los demás.

“Simplemente tenía una presencia extraordinaria… Era un hombre realmente bueno… Yo tuve el privilegio de trabajar para él… Al mirar ahora hacia atrás”, dijo Church, “fue una tremenda oportunidad para mí… Me permitió aprender todo lo concerniente al negocio (agrícola)”.

Otras donaciones importantes para el centro provinieron de Richard y Janet Taylor Cotter, quienes donaron $652,250 dólares para el proyecto. También recibieron donaciones de $500,000 dólares de Taylor Farms, la Fundación Harden y la Fundación de la Familia de Nancy Eccles y Homer M. Hayward.

Después de que Rancho Cielo comenzó a recaudar fondos para el centro vocacional agrícola, hubo algunos retrasos. El condado solicitó un informe de impacto ambiental que tomó un año en prepararse, así como un plan maestro. Entonces comenzó la recesión, lo cual representó un problema para la recaudación de fondos adicionales.

Después hubo otro proyecto que llevó la prioridad, cuando Rancho Cielo recibió una subvención de $1.1 millones de dólares del Departamento de Trabajo de EE. UU. Eso resultó en la construcción de una unidad de vivienda de transición.

En 2014, la primera campaña para recaudación de capital de Rancho Cielo comenzó en forma. En los últimos dos años, dijo Brusa, se recaudaron $7.2 millones de dólares. Esos se agregaron a los $2.3 millones de dólares que se habían recaudado hace casi 10 años. Se recibió una subvención por la misma cantidad, proveniente de la Fundación Hardin, con el fin de ayudar a inspirar a otros grupos e individuos a hacer donaciones para el proyecto.

Una vez aprobado el informe de impacto ambiental, Rancho Cielo ha cumplido con todas las condiciones necesarias para construir el centro vocacional agrícola. Eso incluyó una nueva planta ecológica para el tratamiento de las aguas residuales del campus. El proyecto de medio millón de dólares fue pagado con donaciones de Alco Water y de la fundación de la familia de Nancy Eccles y Homer M. Hayward.

El campus completo ya está conectado a la planta de tratamiento de aguas residuales. Rancho Cielo también actualizó su sistema eléctrico e hidráulico para preparar el campus para la futura expansión.

Los planos para el centro vocacional agrícola ya están terminados, dijo Brusa, y Rancho Cielo se está preparando para presentar un permiso para la preparación del terreno.

Cuando el centro vocacional agrícola esté terminado, agregó, Rancho Cielo planea crear sociedades con otras organizaciones educativas y agrícolas. Informó que la escuela se considera un programa alimentador para el campus de Hartnell College en el este de Alisal, el cual ofrece cursos de agricultura.

“Tendremos este hermoso centro para compartirlo”, agregó.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2jGz6Mm