2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Como no cuenta con la garantía de obtener financiamiento estatal o federal, al personal del Condado de Monterey le gustaría comenzar a invertir millones de dólares en reparaciones muy necesarias a los caminos y parques del condado que resultaron dañados con las lluvias recientes.

“El estado, aunque ya hizo una declaración de emergencia, no nos asegura que vayamos a obtener un reembolso estatal; independientemente de eso, tenemos que solventar estos costos”, dijo Benny J. Young, subdirector interino de obras públicas e instalaciones de la Dependencia para la Administración de Recursos (RMA) del condado. “No creo que debamos esperar hasta que el estado defina su posición para hacer las reparaciones que los ciudadanos necesitan”.

Se calcula que las tormentas de invierno que han inundado el área desde principios de 2017 han producido unos $18.5 millones de dólares en daños en los caminos y parques del condado, incluidos unos $2.5 millones de dólares en daños durante el fin de semana pasado, y se espera que los costos aumenten al continuar la temporada de tormentas.

El personal del condado de Monterey ha estado trabajando continuamente durante los últimos 21 días, ya que han descubierto sumideros en la calle Tarpey en el norte del condado, la cual forma un corredor agrícola muy frecuentado, o aproximadamente a un cuarto de milla de la calle Elkhorn; este último ha comenzado a deslizarse hacia el cenagal Elkhorn.

Young mostró una y otra fotografía de los daños en la zona ante el Consejo de Supervisores del Condado de Monterey el martes, mientras describía los extensos daños.

Grandes porciones de la calle Palo Colorado en el sur del condado, cerca de Big Sur, se están deteriorando hasta el punto de que solamente la mitad del camino está disponible. El condado está a punto de perder por completo el camino, agregó.

La calle Tassajara, que conduce al Tassajara Zen Mountian Center, el primer monasterio dedicado al entrenamiento Zen fuera de Japón, está gravemente afectada en este momento, y solamente los conductores experimentados con vehículos de doble tracción pueden transitarla.

En otras áreas del condado, es necesario remover sedimento y árboles que han caído sobre cercas, así como reparar pendientes y pavimentos agrietados. Hay grandes cantidades de agua, salitre y escombros que permanecen en las calles Hartnell, Alisal, Old Stage y Potter, justamente en las afueras de Salinas.

Todos estos daños en las últimas semanas se acumulan a los $7.5 millones de dólares en daños a las calles que se produjeron mientras los bomberos respondían al incendio de Soberanes el año pasado. Todas las reparaciones que se han hecho hasta la fecha se han financiado a través del fondo para las calles del condado, que ya se encuentra en situación de déficit.

“Este ha sido un año muy difícil para el condado, y en realidad estamos apenas al principio de la temporada de tormentas de invierno”, dijo Nicholas E. Chiulos, funcionario administrativo del condado de Monterey.

“Tuvimos unos desastres que el resto de los condados de California no tuvieron, debido a lo que creo que resultaron ser los incendios forestales más costosos en la historia de EE. UU., los incendios de Soberanes y de Chimney Rock, así que hemos resultado doblemente afectados y esto nos pasó en circunstancias de presupuesto muy restringido”, informó.

El condado ha estado tratando de obtener reembolsos de los gobiernos estatal y federal por algunos de los costos, pero una solicitud de $10 millones de dólares al fondo de ayuda para desastres de California que se presentó ante la Oficina de Servicios de Emergencia del estado fue rechazada.

Las razones no se especificaron bien en la carta de rechazo, dijo Chiulos, y agregó que piensa que es necesario apelar el asunto en Sacramento.

Algunos de los caminos también son responsabilidad del Servicio Forestal de EE. UU., pero Young dijo que hasta ahora no ha recibido muy buena respuesta de ellos.

Durante el fin de semana pasado, el condado de Monterey presentó solicitudes adicionales de reembolso a nivel federal y estatal por $18.5 millones de dólares, y también por $10.3 millones de dólares.

El gobernador Jerry Brown hizo dos proclamaciones de emergencia esta semana, debido a las graves tormentas de invierno que han afectado a más de 50 condados por todo el estado, incluido el condado de Monterey. En las proclamaciones se le dan instrucciones a Caltrans para que solicite formalmente de inmediato ayuda a través del Programa de Ayuda de Emergencia de la Administración Federal de Carreteras, y también se le dan instrucciones a la Oficina de Servicios de Emergencia para que proporcione ayuda.

Sin embargo, “lo que necesito subrayar es que ninguno de estos reembolsos está garantizado”, advirtió Chiulos.

También aconsejó que el comité legislativo del condado prepare una delegación para trabajar con la oficina del gobernador, con el fin de “presentar nuestro caso de la mejor manera posible”. Además, aconsejó ponerse en contacto con los representantes como el congresista Jimmy Panetta.

El funcionario administrativo del condado de Monterey Lew Bauman observó que los caminos son fundamentales para la economía de la zona, pero solicitó que los proyectos se atiendan por prioridades mientras el condado trata de determinar de dónde provendrán los fondos para continuar reparándolos.

Sin embargo, para Young, en este momento todos llevan prioridad.

“No he visto ninguno que no sea prioritario, porque los ciudadanos dependen de ellos para obtener acceso, e incluso si no son muy transitados hay gente que podría quedar varada sin acceso a servicios de emergencia si los requieren… Mientras tanto, estoy haciendo lo posible por reparar las cosas”, informó.

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2kcX9Gb