LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, defendió el miércoles su impopular medida de incrementar hasta en 20% el precio de los combustibles mientras se registraban bloqueos y protestas en diversas partes del país.

Algunas personas robaron combustible de las gasolineras sitiadas y un grupo empresarial informó de brotes de saqueos contra tiendas minoristas en medio de la agitación.

El mandatario afirmó que intentará ayudar a los sectores más afectados por los incrementos, al parecer en referencia a los dueños de autobuses, camiones de carga y taxis.

El alza entró en vigor el fin de semana cuando el gobierno liberalizó el mercado de la gasolina y el diésel, que dijo contenían subsidios que beneficiaban indebidamente a los mexicanos más adinerados.

“Comprendo la molestia y el enojo que hay entre la población en general”, afirmó Peña Nieto. “Es sin duda esta medida, una acción que nadie hubiera querido se tomara”.

“Esta decisión, de no haberse tomado, debo decir, serían aún más dolorosos los efectos y las consecuencias”, apuntó.

Los manifestantes han bloqueado carreteras y estaciones de gasolina en diversas partes de México, en protestas que causan congestionamientos de tránsito y ponen en peligro el suministro de combustibles en el país.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales afirmó en un comunicado que 79 establecimientos han registrado saqueos y que 170 fueron cerradas o bloqueadas en el centro de México, incluida la capital, durante la agitación a causa del alza de la gasolina.

El grupo activista agrario El Barzón dijo que a pesar de los estímulos fiscales a productores y transportistas “no podrá detenerse la ola de descontento e inconformidad de la población mexicana”.

La empresa petrolera estatal Pemex dijo el martes que los bloqueos de terminales de combustible en los estados de Chihuahua, Morelos y Durango habían causado una “situación crítica” en la distribución de combustibles para las gasolineras en esas entidades.

Si continúan, los bloqueos podrían interrumpir el funcionamiento de los aeropuertos en Chihuahua y Baja California, agregó.

La Concamin, una cámara industrial del país, dijo que “impedir u obstaculizar las actividades productivas y comerciales no es la mejor alternativa para enfrentar los efectos provenientes del aumento en los precios de los combustibles”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/2j9qkpy