LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La propuesta 57, también conocida como la Iniciativa de requisitos para la libertad condicional de delincuentes no violentos y menores de edad de California, que está rodeada de problemas de seguridad pública, encarcelación masiva y rehabilitación de delincuentes convictos, se pondrá a votación en las boletas electorales del 8 de noviembre.

Votar por esta propuesta significa dar apoyo a que haya más oportunidades de libertad condicional y por buena conducta para los delincuentes convictos de ciertos delitos no violentos, así como permitir que los jueces, en lugar de los fiscales, decidan si juzgar a ciertos jóvenes como adultos.

Los defensores de la medida, respaldados por el gobernador Jerry Brown, dicen que esta ayudará a reducir la población en las prisiones del estado, permitirá la rehabilitación de los delincuentes, reducirá la criminalización desproporcionada de las minorías y les ahorrará millones de dólares a los contribuyentes. También argumentan que al reducir aún más la población de las prisiones, disminuirá la posibilidad de que los criminales peligrosos sean puestos en libertad debido a una orden judicial.

Sin embargo, quienes se oponen a la propuesta 57 mantienen que si se aprueba, se permitirá la liberación de delincuentes peligrosos, se pondrá en peligro la seguridad pública, aumentarán los delitos y se ignorarán los derechos de las víctimas.

Si la propuesta 57 se aprueba, los convictos de delitos graves no violentos serían elegibles para obtener su libertad condicional después de servir en prisión el plazo completo de su ofensa principal. Entonces, la Junta de Audiencias de Libertad Condicional decidiría si liberarlos antes de que pasen más tiempo relacionado con otros delitos o con agravantes en sus sentencias.

El Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California también tendría autoridad para otorgar créditos a los convictos por buena conducta y por logros educativos o de rehabilitación aprobados, lo cual reduciría la cantidad de tiempo que esos convictos necesitan pasar en prisión.

Aunque el contenido de la propuesta 57 no especifica qué delitos graves se clasifican como no violentos, se supone que una ofensa de este tipo es cualquier delito grave que no está definido específicamente en el estatuto como violento, según el análisis de la guía oficial del votante.

La semana pasada, el fiscal de Distrito del Condado de Monterey Dean D. Flippo, el alguacil Steve Bernal y los jefes de policía locales organizaron una conferencia de prensa para expresar sus preocupaciones acerca de la propuesta 57.

“Solo tenemos 23 delitos que están de hecho en la lista de graves y violentos… Lo único que podemos ver es que solo hay 23 delitos que están claramente excluidos si se aprueba la propuesta 57”, dijo Flippo.

Durante la conferencia de prensa, Bernal citó una larga lista de delitos graves por los que la gente podría ser condenada y puesta en libertad en poco tiempo si cumplen ciertas condiciones: violación por embriaguez, violación de una persona inconsciente, tráfico de humanos que involucre actos sexuales con menores de edad, tiroteos desde un vehículo en movimiento, asalto con arma mortal, tomar rehenes, violencia doméstica que involucre traumatismo, suministrarle un arma de fuego a un pandillero, actos del lenocinio contra un menor, crímenes de odio donde se cause una lesión física, obtención de un arma de fuego por parte de un delincuente, disparar un arma de fuego en terrenos de una escuela y detención ilegal de un anciano.

Edmundo Rodríguez, jefe de la policía de Marina, dijo que aunque entiende la intención de la propuesta 57, “la definición legislativa de no violento es completamente diferente a la idea que tiene el público sobre lo que no es violento”.

También citó la preocupación de que los delincuentes no cumplan sentencias por agravantes en delitos como actividad de pandillas, y dijo que piensa que la propuesta 57 disminuye las ofensas repetidas.

“Les otorga a los delincuentes el derecho constitucional a ser considerados para la libertad condicional después de cumplir solo una parte de sus sentencias sin importar la gravedad o la cantidad de ofensas cometidas”, agregó Flippo. “Entendemos que esta propuesta, si se aprueba, va a ser muy preocupante para nosotros debido a que pensamos y opinamos que los impactos van hacer significativos. Por lo tanto, estamos aquí para urgir a los votantes del Condado de Monterey a que lean cuidadosamente y entiendan lo que se les está pidiendo que aprueben.

La propuesta 57 se presenta principalmente como un seguimiento a la legislación de reforma de las prisiones que ya se aprobó.

En 2009, los tribunales le ordenaron al estado que redujera la población de sus prisiones después de que se determinó que las condiciones de hacinamiento en las prisiones eran inconstitucionales, y en respuesta se aprobó el proyecto de ley 109 de la Asamblea, que permitió que algunos internos purgaran sus sentencias en la cárcel del condado en lugar de hacerlo en la prisión estatal. Posteriormente, la propuesta 47 se aprobó en 2014 para ayudar a reducir aún más las poblaciones de las cárceles y las prisiones al reclasificar algunos delitos graves como delitos menores.

Rodríguez dijo que este asunto tiene que ver con que se están aprobando demasiadas reformas a la vez “cuando desde el principio nunca estuvimos preparados para manejar la reforma que tenemos ahora”.

Bernal informó que si se aprueba, habrá un aumento en la criminalidad, en particular en los delitos a la propiedad como robos a casas y autos, los cuales dijo que ya han aumentado como resultado de la propuesta 47.

“Vamos a ser testigos de la liberación de más delincuentes antes de tiempo”, dijo. “Nos vamos a enfrentar con ellos cara a cara. Ustedes, el público, se enfrentarán cara a cara con ellos. Van a ser liberados de la prisión en base a su participación en un programa, así que no sabremos si están rehabilitados o no. Podrían ser liberados antes de tiempo porque participaron en un programa, y nosotros vamos a correr el riesgo de si cometerán de nuevo un delito o no”.

“Estoy totalmente en favor del programa de rehabilitación, en especial aquí en la cárcel del Condado de Monterey”, agregó Bernal, y citó programas que se han agregado para ayudar a internos a obtener su GED, ferias de empleos para ellos y más.

“Estamos constantemente probando los mejores programas para reducir nuestras tasas de reincidencia aquí en la cárcel del Condado de Monterey”, informó. “Mi temor con la propuesta 57 es que vamos a ver a más delincuentes reincidentes aquí en nuestra cárcel. Falta por ver si se aprueba”.

Sin embargo, quienes apoyan la propuesta 57 enfatizan que el proceso bajo el cual la gente sería liberada antes de tiempo de la prisión no es tan sencillo. Una vez que se considere que son elegibles de acuerdo con la propuesta 57, habrá un estricto proceso de audiencias con la Junta de Libertad Condicional para revisar el caso de la persona antes de tomar la decisión de liberarla.

El residente de Salinas Israel Villa, quien se ha estado ofreciendo como voluntario para apoyar la propuesta 57, dijo que gran parte de lo que están diseminando los que se oponen a ella representa realmente tan solo una táctica de miedo. Nadie va a ser liberado automáticamente de prisión, y los que se vuelvan elegibles para la libertad condicional de cualquier forma iban a ser liberados eventualmente, informó.

Agregó que también le preocupa la falta de aclaración acerca de la definición de “no violento”, y que le gustaría que el texto acerca de los delitos graves reflejara con mayor precisión lo que la mayoría de la gente está de acuerdo en denominar como cargos violentos. Sin embargo, ese es un asunto aparte del tema principal de reducir la encarcelación masiva, informó.

“Los reglamentos todavía se tienen que establecer”, dijo. Eso demuestra de nuevo que nadie va a salir de inmediato. Se tendrán que establecer reglamentos”.

Al final, es mejor para la comunidad en general proporcionar incentivos para que los internos aprovechen los programas de rehabilitación que les ayudarán a convertirse en mejores ciudadanos cuando sean liberados, agregó.

“¿Queremos que salga siendo la misma persona que era cuando entró? ¿O queremos a alguien que trate de aprovechar la oportunidad de resolver sus problemas sin importar cuáles sean?”, preguntó Villa.

Cuando los internos aprovechan programas, la orientación y la educación, eso beneficia a la comunidad en general, dijo.

Respecto a la preocupación acerca del aumento de la criminalidad, Villa dijo que solo un pequeño porcentaje de los liberados en la propuesta 47 han reincidido, y que en general es demasiado pronto para interpretar gran parte de la información acerca del tema.

Mientras tanto, el Estado está gastando demasiado dinero en encarcelar a las personas, en lugar de invertirlo en educación que podría ayudar a romper los ciclos de encarcelación, dijo Villa, quien cuenta con experiencia propia de haber estado encerrado; además, su hijo fue juzgado como adulto por un delito cuando tenía 16 años de edad. Villa piensa que cuando un fiscal toma la decisión de juzgar a un menor de edad como adulto, apresura una decisión crítica y no permite tomar en consideración los factores mitigantes; por lo tanto, se reducen las posibilidades de que los menores de edad tengan oportunidades de rehabilitación.

Por todo el Estado, los casos de muchos más jóvenes de color se presentan directamente como adultos, dijo, y esta es una oportunidad no solo de reducir esas cantidades, sino de resolver la desproporción.

Respecto a si se debe juzgar a un menor como adulto, Flippo dijo que la presentación directa solo se utiliza en raras ocasiones a nivel local, pero que es un poder que los votantes otorgan a los fiscales con el fin de conservar los recursos del gobierno, el tiempo y los esfuerzos necesarios para darle justicia a las víctimas.

El residente de Salinas René Casas, quien se ha estado ofreciendo como voluntario para abogar en favor de la propuesta 57, dijo que su predecesora, la propuesta 47, representó un importante mensaje para las comunidades de color en cuanto a que sus voces se están escuchando.

Casas respondió que no ha habido datos que de hecho demuestren que la criminalidad está aumentando como resultado directo de la propuesta 47, pero está de acuerdo en que hay espacio para mejorar la forma en que los fondos del Estado se diseminan para que los condados proporcionen más programas como resultado de la realineación.

Agregó que este tipo de legislación es “un punto de arranque para que la gente comience a pensar acerca de las alternativas a la encarcelación”.

En cuanto a los delincuentes juveniles, “como voluntario y miembro de esta comunidad, siento que tenemos que proporcionar a nuestra juventud la mayor cantidad posible de recursos y alternativas a la encarcelación”, informó.

Flippo ha dicho que la propuesta 57 ignoraría los derechos de las víctimas que se especifican en la carta del derechos de las víctimas, conocida como la Ley de Marsy. Con sentencias indeterminadas, los fiscales no podrían dar a las víctimas fechas definitivas de liberación.

Villa respondió que la propuesta 57 no les quita a las víctimas la oportunidad de participar en el proceso de libertad condicional.

Cheryl Ward-Kaiser, residente del Condado de Monterey, fue víctima de un horrible delito en 1991, cuando un grupo de jóvenes irrumpió en su casa buscando una caja fuerte llena de dinero que por error pensaron que se encontraba ahí. Esa noche, su joven hija fue brutalmente atacada y su esposo fue asesinado.

Ahora, Ward-Kaiser trabaja activamente en esfuerzos locales de justicia reconstituyente y defiende a las víctimas de los delitos, así como a los delincuentes, para que se escuchen sus historias. Con frecuencia visita prisiones para compartir su historia con los internos, y pone en tela de juicio los alegatos presentados por la gente que se opone a la propuesta 57.

Ward-Kaiser dijo que se ha reunido con muchos internos que fueron encerrados cuando eran adolescentes y que ahora tienen entre 40 y 50 años.

“¿Son diferentes ahora? Por supuesto”, dijo.

Agregó que cree en el sistema, en el papel que juega la junta de libertad condicional, y piensa que la preocupación acerca de dejar salir antes a criminales violentos es exagerada.

“No creo en eso de ‘enciérrenlos a todos, guárdenlos y no los dejen salir’... Quiero ver que las víctimas tengan acceso a estos criminales involucrados en su delito”, informó. “Creo que no los dejamos salir a todos, pero no creo que debamos mantenerlos a todos encerrados. Eso no va a funcionar. Quiero ver que el sistema funcione”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2fp4azi