LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Después de un año de negociaciones, el ayuntamiento de la ciudad de Salinas aprobó el martes un contrato con la Asociación de Oficiales de Policía de Salinas (SPOA) en el que se aumentarán los salarios base, los sueldos por longevidad y demás con la esperanza de reforzar al departamento que trabaja demasiado y no cuenta con suficiente personal.

El contrato también incluye un aumento a las contribuciones para el retiro por parte de los miembros de la SPOA, un plan de compensación flexible, la implementación de un programa máster para oficiales de policía, un bono de $850 dólares por contratación, pago de certificados por capacitación y el potencial de que los miembros sindicalizados contribuyan a beneficios de salud en el futuro.

El presidente de la SPOA Gabe Carvey dijo que aunque el contrato no resolverá todos los problemas, es un paso positivo. Los oficiales de policía han tenido que trabajar en sus días libres durante cientos de horas de tiempo extra tan solo este año y “no pueden seguir como hasta ahora”, informó.

El memorando de entendimiento (MOU) incluye cambios significativos que se proyecta que le costarán a la ciudad $11.6 millones de dólares desde ahora hasta el año fiscal 2018-2019.

Los concejales que apoyaron el contrato dijeron que el gasto es necesario para atraer y retener a oficiales, y por lo tanto proporcionarle alivio al estresado departamento, así como la esperanza de ayudar a resolver los delitos violentos en Salinas.

Después de que el MOU anterior se venciera el 31 de diciembre de 2015, la SPOA y la ciudad sostuvieron negociaciones hasta alcanzar un acuerdo tentativo el 25 de agosto.

El MOU incluye un aumento del 4% en el salario base a partir de este mes, un aumento del 4% a partir de enero de 2017 y un aumento del 3% a partir de enero de 2018. Los oficiales de la policía de Salinas que tienen 10 años de servicio en el departamento también recibirán un incentivo de sueldo del 3% por longevidad.

Los miembros clásicos de CalPERS, que incluyen a la mayoría de la SPOA, contribuirán de inmediato con un 1% adicional para el costo de sus pensiones, un 1% adicional en enero de 2017 y otro 1% adicional en enero de 2018, para lograr un total del 12% en las contribuciones de sus pensiones.

La ciudad también estuvo de acuerdo en establecer un programa máster para los oficiales de policía que cuenten por lo menos con una docena de años de experiencia en las fuerzas de la ley, así como otros criterios. Este programa, que proporciona una capacitación especializada en las fuerzas de la ley, entrará en vigor en enero.

El aumento proyectado en el costo para la ciudad requerirá ajustes al presupuesto, pero en este momento no está claro cuáles serán exactamente esos ajustes presupuestarios.

La concejal Kimbley Craig, así como Eric Petersen, miembro del Comité de Acción Comunitaria de la Policía de Salinas, dijeron que sienten que la medida debió haberse implementado hace tiempo y que apoyan ampliamente el contrato.

Petersen agregó que piensa que el bono por contratación debe modificarse para incluir una opción prioritaria para trabajar en turnos preferidos para las contrataciones laterales.

El concejal Tony Barrera citó preocupaciones acerca de cómo podría afectar esta medida las negociaciones entre otras ocho unidades, y en cierto punto le preguntó directamente al administrador de la ciudad Ray Corpuz Jr. si habría reajustes de personal como resultado de este costo.

Corpuz le respondió que aunque “todo está sobre la mesa”, los reajustes serían la última opción que se consideraría, y que piensa que es prematuro “saltar a esa conclusión”.

El concejal de la ciudad de Salinas José Castañeda fue el único voto en contra del contrato, y declaró que no piensa que le sirva a los residentes y que sí tendrá un impacto drástico sobre el presupuesto de la ciudad, añadiendo que siente que la ciudad no ha podido ofrecer un plan completo para hacer que la comunidad sea más segura.

Los líderes de la SPOA repitieron ese último sentimiento en múltiples conferencias de prensa durante los últimos meses, y en la junta del martes por la noche, Barrera le preguntó al jefe de policía Kelly McMillin si estaba de acuerdo.

McMillin respondió que aunque no está de acuerdo en que la ciudad no tiene un plan, piensa que el comentario surgió debido a la frustración de un muy estresado departamento de policía.

“Estos son los hombres y mujeres que andan por ahí todos los días. Ellos están en el frente de batalla. Ellos ven las tragedias que usted y yo no podemos imaginar; están hartos y esto es comprensible”, agregó.

Aunque la ciudad tiene un plan que se enfoca en los esfuerzos de prevención, intervención, aplicación de la ley y reintegración, la disminución en la capacidad de las fuerzas de la ley que ha sido resultado de la escasez de personal ha creado un aumento en los homicidios que la comunidad siente agudamente, informó.

“Solo con un contrato realmente sólido tenemos la posibilidad de alcanzar esos niveles de personal… para servir a la comunidad en la forma que lo merece”, dijo.

McMillin agregó que cree que los miembros sindicalizados de la policía probablemente se estaban refiriendo a la falta de un plan de emergencia para colocar de inmediato personal en las calles.

Explicó que aunque el departamento trató de implementar un plan para comunicarse con otras dependencias como la oficina del alguacil, esas dependencias también han sido puestas a prueba debido a incidentes importantes como el del incendio de Soberanes, y que enfrentan sus propios desafíos de falta de personal.

El MOU aprobado entre la ciudad de Salinas y la Asociación de Oficiales de Policía de Salinas tendrá validez durante un plazo de tres años, hasta el 31 de diciembre de 2018.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2derm4t