LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

María Elena Andrade esperó durante un largo tiempo para ver este momento.

Andrade, quien ha sido trabajadora del campo durante los últimos 30 años en Salinas, dijo que aunque la seguridad de los trabajadores ha mejorado a lo largo de los años, los pesticidas continúan siendo un problema.

Ella ha visto cómo los helicópteros rocían pesticida durante los turnos de trabajo. Dependiendo de la dirección del viento, los trabajadores pueden resultar afectados por los gases químicos. A veces, los anuncios acerca de la aplicación de pesticidas estaban demasiado bajos u ocultos detrás de las plantas. En otras ocasiones, los trabajadores con frecuencia dependían de los supervisores para que les dieran información sobre cuándo volver a los campos.

“A veces no había mucha información”, dijo Andrade.

El lunes por la mañana, durante una conferencia de prensa, los funcionarios del Condado de Monterrey anunciaron un nuevo programa piloto de pesticidas para proteger a los trabajadores del campo.

Los funcionarios del condado se asociaron con el comité asesor para los trabajadores del campo que se formó con la ayuda del Centro para la Defensa de la Comunidad (CCA), una organización sin fines de lucro con sede en Salinas, así como con importantes empresas agrícolas para hablar de la iniciativa. Durante la conferencia, docenas de trabajadores del campo, muchos de los cuales son miembros del Comité Asesor para los Trabajadores del Campo de CCA, mostraron anuncios actualizados para pesticidas y ondearon las banderas de CCA.

El programa surgió en un momento en que la industria agrícola de EE. UU. continúa enfrentando una escasez de mano de obra de trabajadores del campo, aunada al aumento en los costos de hacer negocios y a las oportunidades de competencia de México. Aunque la nueva iniciativa no se diseñó para resolver la escasez de mano de obra, aquí en el Valle de Salinas los gigantes productores han estado descubriendo formas de retener a los trabajadores existentes, las cuales incluyen mejoras en las condiciones de trabajo o reconocimientos a su contribución.

Los productores que participan en la nueva iniciativa incluyen a Tanimura & Antle, SeaMist Farmers, Costa Family Farms, Bayview Farms y Scheid Vineyards. Sin embargo, los funcionarios del condado subrayaron que el programa fue impulsado por los miembros como Andrade, que forman el comité asesor para los trabajadores del campo.

Los puntos más importantes de la iniciativa son:

  • Una tarjeta informativa tamaño cartera (en español) que aconseja a los trabajadores que llamen a la oficina del comisionado agrícola si sospechan que hay violaciones de seguridad. La tarjeta incluye el número de la oficina de la comisión y les informa a los trabajadores que es ilegal tomar represalias contra quienes busquen ayuda de la Oficina del Comisionado Agrícola.
  • Los anuncios de advertencia de pesticidas necesitan tener la misma altura que las plantas de los cultivos o más. Los anuncios deben incluir detalles como el sector que se rociará, la fecha y la hora en que se llevará a cabo y cuándo se permite volver a entrar.

El programa comenzó hace dos meses, cuando los funcionarios del condado distribuyeron las tarjetas entre los trabajadores del campo. El comisionado agrícola Eric Lauritzen dijo que la meta es distribuir la tarjeta a todos los aproximadamente 50,000 trabajadores del campo del condado.

Los productores participantes han actualizado sus anuncios para cumplir con las normas. Mike Antle, director de operaciones y vicepresidente de Tanimura & Antle, dijo que la empresa ya cuenta con programas de seguridad internos y para los trabajadores. Además, informó, a diferencia de algunos condados de California, el Condado de Monterrey ya pide la colocación de anuncios para pesticidas.

Sin embargo, esta nueva iniciativa busca mejorar aún más la seguridad de los trabajadores del campo y podría estandarizar la seguridad en el condado.

“Siempre hemos apoyado mucho a CCA… Y esto nos lleva un paso más adelante”, dijo Antle.

Lauritzen dijo que los trabajadores son la “columna vertebral” de la industria agrícola del condado. En junio, el condado marcó su cuarto año récord de ventas en 2015, con un total en la producción de cosechas de más de $4,800 millones de dólares. La agricultura también es el principal motor económico del Valle de Salinas y constituye una industria de $9,000 millones de dólares.

“Sería imposible estar en la posición que tenemos actualmente sin ellos”, dijo Lauritzen. Informó que aunque hay muy pocas lesiones relacionadas con pesticidas según los datos del condado, los trabajadores del campo también son las personas más vulnerables cuando se trata de estos productos.

Dijo que California cuenta con algunos de los reglamentos más estrictos en seguridad para los trabajadores, y que el programa tiene el objetivo de “mejorar aún más el sistema regulatorio existente”.

La iniciativa de pesticidas comenzó con la formación del comité asesor para los trabajadores del campo hace dos años. El comité se formó para enfocarse en vivienda y salud para los trabajadores.

“Estamos preocupados no sólo acerca de su seguridad, sino también de que se sientan seguros”, dijo Joel Hernández, organizador en jefe de CCA, acerca de las razones por las que surgió la iniciativa.

Siguientes pasos

Lauritzen dijo que el condado y la CCA revisarán el éxito del programa después de una temporada, en base a las opiniones de los trabajadores. Se calcula que hasta la fecha se han distribuido 1,000 tarjetas informativas.

Informó que el condado limitó a propósito el programa piloto a cinco compañías, y seleccionó una muestra representativa de productores, incluida una bodega. La idea es eventualmente incluir más empresas al programa. Lauritzen no dio una cantidad específica cuando se le preguntó cuánto costó la iniciativa, pero dijo que la inversión también incluyó el tiempo del personal.

El programa también cuenta con el apoyo de las organizaciones comerciales como la Asociación de Productores y Transportistas de California Central.

“Es un avance positivo… Pienso que actualmente los pesticidas y los fumigantes están sometidos a mucho escrutinio entre los grupos activistas y ambientalistas, así como la legislatura estatal”, dijo Jim Bogart, presidente y asesor jurídico de la asociación, al observar que todas las empresas participantes son miembros de la asociación. “Queremos estar a la vanguardia de la creación de medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores. Es por eso que apoyamos el proyecto piloto”.

Al final, los trabajadores del campo dijeron que el programa consiste tanto en facultar a los trabajadores como en mejorar el ambiente laboral.

Oswaldo Cisneros, un trabajador de lechuga de 33 años de edad que ha estado trabajando en los campos durante 14 años, dijo que se unió al comité asesor hace un año para aumentar sus conocimientos.

“Trabajo en los campos, y la razón por la que me uní es porque me gusta aprender… Necesito aprender cómo funciona el sistema (de pesticidas)”, dijo Cisneros, y agregó que la educación faculta a los trabajadores.

Agregó que algunos trabajadores llegaban al trabajo y los supervisores les decían que volvieran a entrar a los campos, aunque los anuncios de advertencia continuaban ahí.

“Tienen que depender de la palabra de los mayordomos (supervisores) aunque no tengan forma de verificar lo que les dicen”, informó, confirmando lo que ya había compartido en el comunicado de prensa del condado. “Este cambio permitirá que los trabajadores del campo, por sí mismos, determinen cuándo es seguro entrar a los campos”.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2crjkos