2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La sexta Academia de Liderazgo no parecía tener un futuro.

La coordinadora de programas del Departamento de Seguridad de la Comunidad, Fernanda Ocaña, les hablo sin tapujos a las ocho mujeres que se presentaron, y les dijo que debido a la baja participación era posible que la 6ta. academia se cancelaría y las personas interesadas podrían participar en la próxima academia en el otoño.

El departamento buscaba un mínimo de 12 personas y un máximo de 15.

“Les ofrecemos cena, cuidado de niños, e invertimos en mi salario. Entonces como estamos invirtiendo en todas estas cosas tenemos que asegurarnos que lleguemos a tantas personas como sea posible. Ya sea que tengamos 5 personas o 15, sería aproximadamente lo mismo que estaríamos invirtiendo”, dijo Ocaña.

Pero las residentes no estaban dispuestas a esperar hasta el otoño. Desde el primer día, el grupo se mostró interesado y comprometido con el programa, dijo Ocaña.

“Tuvimos una conversación (con mi jefe) y dijimos, 'este grupo será un grupo pequeño, pero fuerte'. Eso fue porque ellas me estaban haciendo saber que se comprometerían, que asistirían (a las clases), y que harían un cambio. Las vimos y decidimos que valía la pena invertir”, dijo Ocaña.

El programa

La Academia de Liderazgo es un programa diseñado para educar a los residentes de Salinas sobre los recursos disponibles para ellos, y prepararlos con las herramientas necesarias para que se involucren y participen en la comunidad.

La misión es “aumentar la capacidad de liderazgo de la comunidad a través de dar a residentes interesados las herramientas para que hagan cambios sociales positivos”, según señala la visión general del programa.

La academia es un programa gratuito para personas mayores de 18 años, financiado por la División de Seguridad de la Comunidad, de la ciudad de Salinas.

El programa proporciona cena, todos los materiales necesarios, y cuidado de niños. A través de la colaboración con diferentes agencias y departamentos en la ciudad, aseguran un lugar en donde las clases se puedan llevar a cabo. La sexta academia estuvo en el Centro Recreacional Breadbox.

La primera academia se llevó a cabo en el 2012, y graduó a 25 personas. Desde entonces, 44 residentes se han graduado entre la segunda y quinta academia.

Las primeras academias fueron presentadas en inglés y español, pero este planteamiento no resultaba beneficial para los participantes debido al tiempo que se llevaba traduciendo de un idioma a otro.

Ocaña se convirtió en la coordinadora de la tercera academia, y sugirió que la academia se llevara a cabo en español ya que había una alta demanda y necesidad del programa en ese idioma. Desde entonces, todas las academias se han realizado en español.

“Me encanta que sea en español porque yo he mirado en el periódico (notas) que (hay) juntas, que asisten al concilio, que va a ver elecciones, pero como lo miras en inglés te desanimas y además uno dice…no me van a entender”, dijo Beatriz Garza, una de las participantes de la 6ta. academia.

Una de las metas del programa es que cada grupo complete un proyecto para la comunidad. En las primeras academias cada participante podía escoger su propio proyecto. Este enfoque no funcionó porque algunos participantes no terminaban su proyecto.

Para la quinta academia el año pasado, el enfoque se cambió y el grupo se concentró en un solo proyecto. La misma idea se planteó para la sexta academia.

El proyecto

La 6ta. academia tenía varias ideas para un proyecto, pero decidieron enfocarse en renovaciones y mantenimiento de los baños del Complejo de Futbol de la Constitución. El origen del proyecto nació de una conversación que Garza tuvo con su familia. Ella, al igual que otras de las participantes, tienen hijos que participan en ligas de fútbol y se percataron de las carencias y necesidades en los baños de los parques en Salinas.

Dijeron que si bien todos necesitan alguna cosa u otra, el baño en la Constitución “es el que más maltratado esta”. Además, dijeron que era un proyecto realista, a corto plazo, y sobre todo, que era un proyecto al que ellas podrían contribuir como academia.

Concluyeron que el proyecto no solo sería un beneficio para los que están directamente involucrados con las ligas de fútbol, sino que también beneficiaría a toda la comunidad.

Ocaña escuchó al grupo plantear sus ideas y sugerencias de cómo encarar el proyecto. Además de educar e informar al grupo de los diferentes recursos en la comunidad, invitó a diferentes representantes de varios departamentos en el condado. Uno de ellos fue Frank A. Aguayo, ingeniero civil con el Departamento de Trabajos Públicos de la Ciudad de Salinas.

Aguayo visitó el grupo en la penúltima clase del programa y dialogó con ellas sobre el proyecto.

El grupo expuso los problemas con ese baño.

Ambas partes estuvieron de acuerdo que los cambios vendrían de la comunidad trabajando juntos para mantener la limpieza.

El encuentro terminó con un plan para reunirse con el departamento de parques y recreación, la liga, y la biblioteca para hablar sobre los problemas que existen y encontrar soluciones, cada uno haciéndose responsable de su parte y encontando formas de cómo pueden contribuir a las renovaciones y mantenimiento del baño.

La 6ta. academia

Yolanda Leyva, Sofia Garza, Beatriz Garza (hermana de Sofia), Juana Barrea, Rosalinda Quintana y Maria Delgado son las seis mujeres que componen la 6ta. Academia de liderazgo. Todas con hijos. Todas de diferentes orígenes y con diferentes responsabilidades.

Pero todas tienen algo en común: decidieron registrarse y comprometerse a la academia porque son madres que quieren un futuro mejor para sus hijos y su comunidad. Por eso el enfoque en los baños, no solo serviría a sus hijos sino a toda la comunidad que los utiliza.

“Yo digo (que) si vemos tantas cosas negativas en la ciudad, en vez de que nos estemos quejando tenemos que hacer algo para cambiarlo, y la mejor manera de cambiarlo es que nos involucremos y participemos activamente; ser parte del cambio: participar y aportar", dijo Sofia. “De esa manera vamos a cambiar. En la casa quejándonos no vamos a cambiar nada”.

La academia les ayudo a conocer los recursos que hay en la ciudad y que están disponibles para la comunidad. Antes, ellas no sabían los departamentos que existían o sus funciones. No sabían que había recursos disponibles para sus diferentes necesidades. Ahora se sienten apoderadas de saber a dónde ir, pero sobre todo, de compartir la información con los que no saben y animarlos a participar e involucrarse en la comunidad.

“Es lo que dijo Fernanda (Ocaña), ‘hay cosas de las que ustedes se van a enterar que no necesariamente les pueda ayudar o beneficiar, pero si conoces a alguien, ustedes lo van a extender’”, dijo Beatriz.

Pero la academia no solo les ha dado recursos tangibles.

“Esta academia me ha ayudado a descubrir que tengo una voz y que la puedo usar. Puedo compartir lo que aprendo. He aprendido mucho del funcionamiento de la ciudad que no tenía idea. Es muy importante los cargos que hay en la ciudad y cómo se maneja, desde el departamento de quejas hasta las leyes. Es algo que ignoraba por competo y aparte de saber que hay gente que te escucha,” dijo Sofia.

“A mí me ha ayudado a descubrir que tengo voz y que la puedo usar”.

Después de las cinco y media semanas, y todo el conocimiento que han adquirido atravesó del programa, el grupo está más convencido que nunca que se necesita participación y trabajo en conjunto de la comunidad para tener éxito. El mensaje que quieren hacer llegar a la comunidad es sencillo.

“Es tan simple como participa, involúcrate con tus hijos, ocúpate de tus niños y de ahí empieza. Toma un punto de partida que sea tus hijos, tú casa y luego lo vas extendiendo”, dijo Beatriz. “Todo mundo trabajamos y nos cansamos, pero tenemos que participar. Que se note un poco de esfuerzo, que si queremos algo de verdad, lo hagamos y que no esperamos que alguien venga y lo haga por nosotros, porque es bien fácil quejarse pero es bien difícil involúcrese y actuar”.

La 6ta. Academia de liderazgo concluyó con el programa el jueves, pero todavía tienen trabajo por delante. Se reunieron en un círculo las participantes, sus hijos, y todos los que de una forma u otra estuvieron involucrados en el programa. Cada una hablo sobre lo que aprendieron y lo que se llevan. Después, Ocaña les entregó un certificado. Ellas lo recibieron con sonrisas en sus rostros.

Aunque esta academia ya termino, el trabajo para la próxima apenas empieza para Ocaña, quien está decidida y comprometida a reclutar más personas para que participen en la próxima academia. Aunque eso signifique ir de puerta en puerta, haciendo presentaciones y distribuyendo volantes.

“Todos son líderes aquí. Solo necesitamos recordárselos. Una vez que se los hayas recordado, todo lo demás llegara en su tiempo”, concluyó Ocana.

Lo que sigue:

  • La 6ta. Academia de Liderazgo será reconocida durante la junta del Concilio de Salinas, el 3 de mayo 2016.
  • Ya se están aceptando aplicaciones para la Academia de Liderazgo para jóvenes de entre 15 y 18 años. La aplicación se debe de entregar completa a más tardar el 26 de mayo. Para más información, comuníquese con Fernanda Ocaña al (831) 758-7269, o por correo electrónico a Fernanda.ocana@ci.salinas.ca.us.
  • La siguiente Academia de Liderazgo para adultos está programada para empezar en el otoño. Puede visitar la página web  http://future-futuro.org/es o seguir a la organización en las diferentes redes sociales.
2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1MOXpEy