LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Conferencias de prensa y protestas de decenas de grupos y sindicatos que defienden los derechos de los inmigrantes se planearon el martes en 20 estados, desde California a Carolina del Norte. Con el fin de exigir la implementación de la orden ejecutiva emitida por Obama en noviembre del año pasado.

“Me siento frustrada. Siento que nadie nos apoya”, comentó Lucía Freire. “Necesito el programa de alivio migratorio para poder estar más tranquila y para poder manejar y viajar”.

Freire, una ecuatoriana de 41 años, habló así durante una de las protestas que se realizaron el martes a lo largo de Estados Unidos para exigir la activación del programa de alivio migratorio anunciado por el presidente Barack Obama en noviembre y que evita la deportación de padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.

En Salinas un grupo de líderes de grupos pro-inmigración se reunieron con el fin de planear un taller que se llevará a cabo el 31 de mayo de 12:00 P.M. a 4:00 P.M. en las instalaciones de la Universidad Comunitaria Hartnell.

“Tendremos un foro informativo sobre las acciones ejecutivas del presidente, la expansión de la acción diferida y el programa de DAPA para los padres de hijos ciudadanos y de residentes permanentes”, Paulina Moreno, coordinadora de servicios de acción diferida del Proyecto de Inmigración del Condado de Santa Cruz. “Somos como 20 personas representando distintas organizaciones recibiendo un entrenamiento de como podemos ayudar a la comunidad a prepararse para estos programas”.

El programa de alivio migratorio debió haber entrado en vigor el 19 de mayo, pero está paralizado por una demanda de más de una veintena de gobernadores.

La ampliación de otro programa de alivio migratorio ya existente para jóvenes inmigrantes quedó congelada en febrero.

Ambas iniciativas fueron suspendidas después de que gobernadores republicanos de 26 estados interpusieron una demanda acusando a Obama de sobrepasar su autoridad por su intención de suspender la deportación de al menos cuatro millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización.

Los alivios migratorios quedarán paralizados hasta que los tribunales determinen su legalidad.

En diferentes ciudades de la Florida, inmigrantes efectuaron llamados telefónicos y enviaron mensajes de correos electrónicos a políticos locales, pidiéndoles que aprueben leyes locales que protejan a los extranjeros que se encuentran en el país sin permiso legal.

Yaquelin Mela López, de 48 años y que podría beneficiarse del programa para padres inmigrantes, se presentó ante un grupo de nueve comisionados del condado de Broward.

“He luchado día a día porque esto (la acción ejecutiva) se dé, hemos hecho de todo para que se dé, pero no está en nuestras manos”, dijo la abogada boliviana que hace 12 años permanece en Estados Unidos sin autorización. “Lo que más podemos hacer es llamar a la comunidad para que siga en la lucha, salga a las calles, nos falta poco”.

Para Sofia Zapata, residente de Salinas y Coordinadora de distribución de información por parte de la Fundación de la Unión de Campesinos, el programa DACA (Acción Diferida para personas que llegaron al país durante su infancia), ha sido de mucho beneficio para ella.

“Uno como recipiente (de este programa) tiene un número de seguro social, puede trabajar legalmente si preocuparse de ´Qué voy a hacer para ejercer mi carrera? o ¿Qué va a pasar con mi futuro?´”, dijo Zapata. “Uno de los grandes beneficios es que puedo comprar un auto, solicitar crédito, puedo seguir estudiando, son muchos beneficios”.

Esa es una de las razones por la cual varios simpatizantes apoyan este programa, incluyendo al congresista Sam Farr (D-California), quien también tendrá participación en el taller del día 31 de mayo.

“Hay mucha gente que viene a nuestra oficina, porque tiene preguntas y no sabe a donde ir para obtener información de lugares que están certificados, que conocen las leyes y conocen los reglamentos que se requieren para estos programas (DACA y DAPA)”, dijo Carina Chavez, vice directora de la oficina del Congresista Sam Farr. “Apoyamos este evento porque es de organizaciones que han estado en la comunidad varios años y hacen buen trabajo a un costo razonable”.

El evento del domingo 31 de mayo está programado para servir a interesados en los Condados de Santa Cruz y Monterey, ahí se dará la orientación necesaria para las personas que sean elegibles bajo el programa DACA.

Los corresponsales Gisela Salomón, desde Miami, Luis Alonso, desde Washington, E.J. Támara desde Los Ángeles, Donna Bryson desde Denver y Valentín Mendoza en Salinas colaboraron con este despacho.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1SoS72r