LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Estudiantes de la preparatoria Alisal estarán proporcionando 12,800 comidas para la comunidad con la donación de 16,000 libras de comida reunida tras la campaña de recaudación de alimentos para el banco de comida del Condado de Monterey.

“Es importante porque muestra que aunque nuestros estudiantes tienen su propios problemas, es algo estamos haciendo para unir a la comunidad”, dijo Bryan Vargas, el presidente del grupo estudiantil. “Son los estudiantes quienes hacen la diferencia en la comunidad”.

El viernes, los estudiantes celebraron la 11a campaña anual de recaudación de alimentos durante la hora del almuerzo. Cuando los estudiantes iniciaron la campaña de recaudación de alimentos, recolectaron 5,000 libras de donaciones de alimentos, y cada año desde entonces, se han forjado la meta de recaudar 1,000 libras más que el año anterior.

“Con la campaña de recaudación de alimentos, ellos superaron con amplio margen a cualquier otra escuela en el Condado de Monterey”, dijo Cathie Montero, gerente general del Banco de Comida del Condado de Monterey. “Esto hace una gran diferencia”.

Casi todos los estudiantes participaron en esta campaña que se llevó a cabo por semanas, aunque fue liderada por el grupo de primer año (noveno), dijo Vargas.

Los estudiantes fijaron barriles en salones de clase y oficinas en toda la escuela, y las clases rápidamente se contagiaron con el espíritu competitivo para recaudar más alimentos que otros salones de clase. Algunos maestros ayudaron en los esfuerzos de recaudación al ofrecer crédito extra para aquellos estudiantes que trajeran donaciones.

“Tenemos cada clase compitiendo para obtener más donaciones”, dijo Vargas. “La competencia lo hace divertido, pero al final, tenemos estudiantes de buen corazón que quieren crear conciencia y crear un cambio”.

La asamblea del viernes fue una oportunidad para reconocer todo el trabajo que se dedicó a llenar los barriles antes de que se enviaran a los que necesitaban.

El Banco de Comida del Condado de Monterey sirve a aproximadamente 20 por ciento de la población del condado, y alrededor de la mitad de esa población son niños, dijo Montero. Clientes incluye personas mayores de edad y las personas que no trabajan y las que trabajan pero no pueden costear los alimentos.

La comida es distribuida a cerca de 140 agencias sin fines de lucro y llega a hogares en todo el condado.

El deseo de donar es demasiado cercano al caso de muchos estudiantes. Aunque las escuela proporcionan almuerzos para los estudiantes, el banco de comida proporciona bolsas de comida para que los estudiantes necesitados los lleven a casa el fin de semana.

“Te sorprendería saber el número de estudiantes sin hogar que hay en las escuelas”, dijo Montero.

El banco de comida recoge un promedio de siete millones de libras de comida cada año, y se necesita 1.25 libras de comida para alimentar a una persona.

Con la donación de los estudiantes de la preparatoria Alisal, “hará la diferencia en 12,800 personas”, dijo Montero. “Cada lata hace la diferencia”.

Aunque las donaciones aumentan durante los días festivos, hay líneas para recoger comida en el banco de comida todo el año.

“Es maravilloso que la comunidad piensa en nosotros durante este tiempo del año, pero el hambre es un problema los 365 días”, agregó Montero.

Visite el portal en línea www.foodbankformontereycounty.org o comuníquese vía telefónica al 831-758-1523 para saber cómo recibir asistencia del banco de comida, proporcionar donaciones o participar como voluntario.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2goRHdM