LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La policía de Salinas arrestó a cuatro personas el jueves bajo sospecha de negligencia infantil y más después de que familiares supuestamente escondieron a un bebé herido al hacer pasar a otro bebé por el que ellos buscaban.

El lunes, el departamento de servicios de protección infantil del Condado de Monterey pidió a la policía que ayudaran en una revisión de bienestar de un bebé de 10 meses que se encontraba en el Motel Adams. Los oficiales pidieron ver al bebé pero se les indicó que el bebé se encontraba en otra ubicación, según reportó la policía de Salinas.  Los oficiales después acordaron con la niñera para que llevara al bebé con ellos.

La abuela del menor, Chin Guajardo, de 64 años, y los familiares Shayla Nukie, de 21 años, y Jamie Santos, de 24 años, llegaron con el menor que se encontraba saludable y sin heridas, reportó la policía de Salinas. El incidente fue documentado por el departamento de servicios de protección infantil y la policía.

El jueves, el departamento de servicios de protección infantil nuevamente pidió a la policía para que asistiera en una revisión de bienestar después de que recibieron un reporte informando que el menor sufría heridas y no estaba recibiendo cuidado  adecuado.

Después, detectives de la policía de Salinas se percataron que el bebé que ellos habían visto previamente no era el bebé que buscaban, sino otro familiar de la misma edad, según dijo la policía.

El departamento de servicios de protección infantil, detectives y otros oficiales fueron a la cuadra No. 2000 de la Calle Main Norte para buscar al bebé y a los miembros de familia que habían ayudado esconder al bebé.

Guajaro fue contactada en un apartamento y supuestamente intentó una vez más hacer pasar al otro bebé por el bebé que la policía buscaba, según informó la policía. Los oficiales después encontraron a Nukie y Santos en otro apartamento con el bebé que la policía había estado buscando desde un principio.

El bebé de 10 meses tenía heridas en sus extremidades inferiores y la parte superior del torso. Los detectives después descubrieron que Michaella Davis, de 19 años, era el adulto que estaba a cargo del bebé cuando sufrió las heridas.

Davis fue arrestada e ingresada a la cárcel del Condado de Monterey bajo sospecha de negligencia infantil y conspiración. Nukie, Guajaro y Santos también fueron arrestadas e ingresadas a la cárcel del Condado de Monterey con caros de retrasar un investigación, conspiración y negligencia infantil. Cinco niños en total quedaron en custodia protectora, y la causa de las heridas del bebé continúa bajo investigación.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/2fO0O9g