65 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Quizá fue una combinación de fuerzas omnipotentes, el destino o mera coincidencia lo que logró que cinco hombres sin conocerse tuvieran un aliado en común que los ayudara a convertirse en una fuerza musical.

Así, y con un sueño en común, experiencia bajo la manga y talento, fue como nació el grupo norteño Proyecto X en julio del 2012, en Salinas.

Los integrantes Carlos Zamora, bajo sexto y primera voz; Fabián Rodríguez, segunda voz y animación; Eduardo Batres, tuba; Eliodoro Vallecillo, acordeón y vocales y Johnny Espino, en la batería se conocieron por casualidad en un estudio de grabaciones donde Raúl Avalos, representante del grupo, los animó a unirse como grupo.

A pesar que los integrantes venían de géneros diferentes, como mariachi y hasta música clásica, decidieron aventurarse en este reto, y no paso mucho tiempo para que se dieran cuenta que la química como grupo era patente.

“La química y todo funcionó y nos tratamos muy bien como hermanos, y aparte de eso (el estilo) sonaba muy bien y decidimos darle”, dijo Vallecillo.

“De hecho empezamos a grabar antes que tuviera el nombre del grupo, así que fue muy rápido”.

Para muchos que apuestan en la industria de la música, el éxito puede ser tardío, pero la suerte para Proyecto X fue diferente. Con tan sólo un año de existencia el grupo ya empezaba a cosechar éxitos. Sin embargo, esos logros no llegaron solos, sino a base de dedicación y un arduo trabajo.

“No teníamos conexiones con nadie. No conocíamos el medio profesional...este es un negocio y no conocíamos esa parte de la industria”, dijo Vallecillo.

“Así que íbamos a donde sabíamos que había convenciones y promotores, nos llevábamos el producto, canciones y tarjetas del grupo y a repartir, repartir. Al hacer eso mucha gente se interesó en el grupo, miraron que le estábamos echando ganas, que no era un juego; miraron el talento y creyeron en nosotros”.

Además del trabajo que realizaron para impulsar el proyecto, Batres agregó que la disciplina ha sido una pieza fundamental en el éxito del grupo.

“Tratamos de hacer este grupo lo más profesional que podemos”, dijo Batres.

“Cada semana nos miramos de tres a cuatro veces, no muchos grupos hacen eso. Nosotros tenemos nuestras juntas. Si alguien hace algo que no le parece al otro, se le dice 'sabes que esto no me gusto' o 'debemos de hacer esto' y siempre tratamos de mantener a todos en la misma página”.

Pero como toda historia de superación, el grupo también se encontró con otras barreras en su camino.

“El obstáculo ha sido el hacer que la gente te escuche”, dijo Espino.

“Que la gente diga 'este grupo me gusta', 'este grupo va a sobresalir'. Yo creo que ese es un obstáculo para cualquier (género musical), no sólo en grupo norteño. Antes no había tanto medio, ahorita en 5 minutos subes un video y te das a conocer, pero que la gente te acepte, (que) puedas tomar ese paso y colocarte, yo digo es un obstáculo muy grande el cual brincamos”.

Vallecillo añadió que el venir de una ciudad que no cuenta con antecedentes de producir grupos norteños, fue un reto que los motivo a trabajar con más empeño.

“El ser de Salinas”, dijo Vallecillo.

Mucha gente nos criticaba eso. Hubo vario que dudaron de nosotros, pero eso nos da más energía, mas inspiración de seguir creciendo como grupo”.

Pero la agrupación no sólo desafío la tradición de que los grupos norteños se originan de ciertos lugares. También, se atrevieron a darle un giro al nombre de la misma.

Proyecto X no es un nombre común para un grupo norteño. Por lo general, los grupos llevan en su nombre “fulanos de la sierra, del norte, o del sur” según Vallecillo.

El nombre, al igual que la unión del grupo, resulto por accidente. El grupo se encontraba en el estudio ya con el primer disco. Avalos que etiqueta los archivos “proyecto” seguido por el nombre a quien pertenece, escribió “proyecto”, pero como el grupo se encontraba sin nombre, lo guardó como “Proyecto X”. Cuando algunos de los integrantes miraron el archivo, decidieron dejarlo así.

“Fuimos criticados, pero con el tiempo yo creo que la gente ya asimiló la idea de que un grupo norteño pudiera tener un nombre diferente”, dijo Zambrano.

¿Y qué hay de la palabra “pawer” ? Esta frase surgió cuando un amigo de la agrupación escucho las canciones y dijo que el grupo venía con “mucho pawer”. Cuando personas preguntaban, ”¿Quién es Proyecto X?”, él decía que era un grupo que venía “con pawer”. Así que el grupo la adoptó y utilizó como título en sus primeros dos discos.

Proyecto X cumple su tercer aniversario y estarán celebrándolo con un evento en el Teatro Fox en Salinas el 25 de noviembre, lugar donde tuvieron su primera presentación como grupo en julio del 2012.

El tener tres años juntos y seguir gustando al público enorgullece a la agrupación, que reconoce lo afortunados que son por haber logrado sus sueños.

“Yo me acuerdo que desde niño me (ponía) yo solo cantando y esperando, imaginándome que la gente me estaba aplaudiendo y ya que lo estoy haciendo ahorita pues es un sueño (hecho) realidad”, dijo Rodríguez.

Aparte de presentaciones y seguir creciendo en popularidad como grupo, este año Proyecto X conquistó un logro importante para su joven carrera al ganarse el premio Revelación del Año, un galardón que otorga Premios Lo Nuestro a los mejores artistas latinos del año.

“Ya el simple hecho de que nos hayan invitado, sólo para conocer la alfombra roja ya se siente bonito” dijo Zambrano. “Pero ya al ser nominado y ganarse le premio, eso un sueño hecho realidad. Como esos premios son a base de votación, te da la alegría de saber que hay gente que está votando por ti, hay gente que le gusta tu música”.

Desafortunadamente, el éxito y los logros de la agrupación no opacan el ambiente de la ciudad, que este año ha superado el record del 2009 en homicidios con más de 30 hasta la fecha.

Sin embargo, el grupo quiere que los residentes y personas de otros lugares se den cuenta del talento local y aprecien las cosas positivas que la ciudad aporta.

“Nos da mucho orgullo ser de Salinas” dijo Rodríguez.

“Siempre se escucha de las matanzas, de las pandillas... (pero) la gente debe informarse que no sólo salen las cosas negativas de aquí. Si tienes un sueño en la música, en un deporte o en lo que sea también se puede sobresalir echándole ganas y encomendándose en Dios”.

Vallecillo agregó que es muy importante seguir con la educación ya que si algún plan en la vida no funciona, la educación siempre va a ser algo que va a estar allí como un plan B.

A pesar de que Proyecto X es una agrupación local, su popularidad ya es nacional y ya está cruzando fronteras, ya que sus canciones empiezan a sonar en México, pero aunque el éxito va creciendo, el grupo no olvida sus raíces.

“Tratamos de llevar el nombre de Salinas muy en alto siempre a dónde vamos”, dijo Zambrano.

“Incluso en las redes sociales siempre ponemos 'somos de Salinas y estamos orgullosos de ser de allí'. Nos da tanto orgullo de ser de aquí que quisiéramos que la gente de aquí y de otros lados digan ‘¿qué sabes de Salinas?’ y me gustaría que dijeran Proyecto X”.

65 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1iJDIQa