1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Con una nueva infusión de fondos provenientes de los impuestos a las ventas de la medida G en sus manos, el ayuntamiento de la ciudad de Salinas aprobó el martes un nuevo presupuesto para el próximo año fiscal.

Con una votación de 6 a 1, el ayuntamiento aprobó el presupuesto operativo y de capital de $184 millones para el próximo año fiscal 2015-2016, que dará inicio el 1° de julio.

El concejal José Castañeda fue el único que votó en contra, argumentando que la ciudad está demasiado enfocada en reforzar la seguridad pública y no le da suficiente importancia a ofrecer más servicios y programas para ancianos y adolescentes.

“En este presupuesto no hay un centro para adolescentes. En este presupuesto no hay un centro para ancianos. Ya no hay (programas recreativos). Y así continúa. Yo no puedo apoyar este presupuesto”, dijo Castañeda.

La concejal Jyl Lutes dijo, sin embargo, que el presupuesto es mejor para la ciudad que lo que ella ha visto en una buena cantidad de años.

“Por fin tenemos la oportunidad de (implementar) un cambio significativo”, dijo Lutes, quien elogió el impacto de los ingresos por el impuesto a las ventas de la nueva medida G en el programa de gastos.

“La medida G nos está permitiendo dar inicio a un método racional para reconstruir nuestra ciudad”, informó.

Se espera que la medida general del impuesto a las ventas, que fue ampliamente aprobada por los votantes de la ciudad el otoño pasado, genere aproximadamente $22 millones de dólares al año, según el director de finanzas Matt Pressey.

Pressey agregó que aproximadamente el 54 por ciento de esos $22 millones de dólares se destinará a reforzar los departamentos de policía, bomberos y aplicación de códigos de la ciudad, principalmente el escuálido departamento de policía.

El plan municipal de gastos muestra una perspectiva financiera muy mejorada para la ciudad, que desde 2009 ha tenido que dejar ir a cientos de policías, bomberos y empleados civiles en un desesperado esfuerzo por sobrevivir con ingresos cada vez menores.

Como las economías estatal y local se están recuperando lentamente, además del dinero generado por la medida G, la ciudad está comenzando el proceso de reconstruirse, informaron sus funcionarios. También ha ayudado un aumento significativo en los ingresos por impuestos a la propiedad como resultado de la mejora generalizada en la economía.

El nuevo presupuesto incluye:

La contratación de 15 oficiales de policía nuevos este año.

La eliminación de los denominados cierres por “viernes de licencia” en el ayuntamiento (esto permitirá que la fuerza laboral de aproximadamente 500 empleados de la ciudad regrese a su horario normal de trabajo de lunes a viernes).

La contratación de tres oficiales más dedicados a la aplicación del código, para contar con un total de siete oficiales en ese departamento.

Un aumento de $300,000 al presupuesto del Departamento de Obras Públicas para atacar de manera más agresiva el costoso y crónico problema de las aceras rotas de la ciudad.

El restablecimiento de un fondo de reserva para emergencias de la ciudad de $7.6 millones de dólares.

La duplicación del personal de bibliotecas y servicios comunitarios de la ciudad de 6 a 12.

Pressey observó que aunque se ha eliminado el déficit estructural de la ciudad para el nuevo año fiscal como resultado de la combinación de los nuevos ingresos y la continuación de la política de contención de costos de los funcionarios de la ciudad, espera enfrentar un nuevo déficit estructural de aproximadamente $4 millones de dólares en el ciclo presupuestal de 2016-2017 debido al aumento en la cantidad de empleados públicos que se retirarán y a los costos de los beneficios.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1SczTQH