LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Una clara mayoría del ayuntamiento de la ciudad de Salinas dio señales esta semana que podría aprobar un presupuesto de $184 millones de dólares para el próximo año fiscal 2015-2016.

El plan municipal de gastos, que se revisó formalmente ante el público en la junta del ayuntamiento del martes, muestra una perspectiva financiera muy mejorada para la ciudad, que desde 2009 ha tenido que dejar ir a cientos de policías, bomberos y empleados civiles en un desesperado esfuerzo por sobrevivir con ingresos cada vez menores.

Ahora, sin embargo, gracias a la lenta mejoría de la economía estatal y local, y después de haber agregado los nuevos ingresos fiscales de la medida G, la ciudad está comenzando el proceso de reconstruirse a sí misma, informó su administrador Ray Corpuz Jr.

El ayuntamiento de la ciudad tiene programado reunirse de nuevo el 9 de junio para aprobar formalmente el nuevo presupuesto que Corpuz caracterizó como un documento “conservador”.

“Este presupuesto se concentra por completo en restablecer servicios. He acumulado muchos datos acerca de lo que el público quiere respecto a servicios, y ahora podemos comenzar a restablecer esos servicios”, agregó. “(Sin embargo) el presupuesto tiene que estar equilibrado; tenemos que asegurarnos de gastar solo lo que recaudemos”.

Solo los concejales José Castañeda y Tony Barrera parecieron tener problemas con el presupuesto, y ambos indicaron que quieren que la ciudad gaste mucho más en servicios sociales preventivos, como programas recreativos para adolescentes y programas de arte para la comunidad.

Castañeda prometió oponerse al presupuesto cuando regrese ante el organismo para su adopción.

Con el aumento de ingresos gracias a la medida G, el impuesto general ampliamente aprobado por los votantes en el otoño pasado, la ciudad espera recibir unos $22 millones de dólares en nuevos ingresos fiscales antes del final del año fiscal 2015-2016.

De acuerdo con el director de finanzas Matt Pressey, aproximadamente el 54 por ciento de los nuevos ingresos generados por el impuesto, de los cuales la ciudad espera recibir una participación de unos $5 millones esta semana, estarán designados para reforzar los diezmados departamentos de policía y bomberos, más específicamente el departamento de policía.

También ha ayudado un aumento significativo en los ingresos por impuestos a la propiedad como resultado de la mejora generalizada en la economía.

Los puntos más importantes del presupuesto propuesto incluyen:

La contratación de 15 oficiales de policía nuevos este año.

La eliminación de los denominados cierres por “viernes de licencia” en el ayuntamiento (esto permitirá que la fuerza laboral de aproximadamente 500 empleados de la ciudad regrese a su horario normal de trabajo de lunes a viernes).

La contratación de tres oficiales más dedicados a la aplicación del código municipal, para contar con un total de siete oficiales en esa área.

Un aumento de $300,000 al presupuesto del Departamento de Obras Públicas para atacar de manera más agresiva el costoso y crónico problema de las aceras rotas de la ciudad.

El restablecimiento de un fondo de reserva para emergencias de $7.6 millones de dólares.

La duplicación del personal de bibliotecas y servicios comunitarios de la ciudad de 6 a 12.

Pressey observó que aunque se ha eliminado el déficit estructural de la ciudad para el presupuesto del nuevo año fiscal como resultado de la combinación de los nuevos ingresos y la continuación de la política de contención de costos de los funcionarios de la ciudad, espera enfrentar un nuevo déficit estructural de aproximadamente $4 millones de dólares en el presupuesto de 2016-2017 debido al aumento en la cantidad de empleados públicos que se retirarán y los costos de los beneficios.

Después de una larga audiencia durante la junta del martes, el alcalde Joe Gunter dijo que apoyará el plan del nuevo presupuesto.

El alcalde también anunció que los miembros del nuevo comité de supervisión de la medida G, plagado de controversias, están invitados a reunirse para revisar el plan de gastos propuesto.

“Si quieren reunirse la próxima semana eso sería perfecto”, dijo Gunter dirigiéndose a los miembros del comité de supervisión, ninguno de los cuales se dirigió en público al ayuntamiento el martes, durante el período de comentarios de la junta pública.

Gunter dijo que le da la bienvenida al escrutinio público del nuevo presupuesto.

“Les pedimos que sometan esto al debido escrutinio”, agregó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://bit.ly/1M67GH6