LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Una glamorosa portada de la revista Vanity Fair sirvió como la presentación de Caitlyn Jenner al mundo, pero asuntos más mundanos aguardan al campeón olímpico antes de que pueda asumir legalmente su nueva identidad como mujer.

A Jenner le espera el llenado de solicitudes, declaraciones juradas, una revisión de antecedentes, una posible presentación ante la corte e incluso una visita al temido Departamento de Vehículos Motorizados con algunas fotografías definitivamente menos artísticas.

El papeleo que formalmente oficializará la transición de Bruce Jenner a Caitlyn Jenner, de 65 años, es considerablemente menos brillante y aromático que las páginas de la revista de celebridades que proclamaron su nueva identidad el lunes, un hecho que estableció un récord en Twitter y desató una renovada discusión en torno a su cambio de hombre a mujer.

El establecer su vida femenina involucrará oficialmente obtener nuevos documentos de identidad, tales como licencia de conducir, acta de nacimiento y tarjeta del Seguro Social, así como modificar sus registros bancarios y financieros.

Jenner, que ganó una medalla de oro en el decatlón de los Juegos Olímpicos de 1976 y le resulta familiar a una generación más joven por ser el patriarca del reality show “Keeping Up With the Kardashians”, tendrá mucha ayuda para sortear el laberinto del papeleo. Pero algunas cosas deberá resolverlas ella sola.

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1McpiRR