LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Cuando a Demi Lovato le diagnosticaron desorden bipolar, la cantante de hecho se sintió aliviada.

“Mientras crecía, me sentía muy, muy deprimida”, dijo. “Aunque estaba dando conciertos y viviendo mi sueño, no podía decir por qué estaba molesta”.

Tras una intervención de su familia, buscó ayuda y se enteró de que tenía una enfermedad mental.

“Recuerdo que sonreí y pensé, qué bien, entonces no es que tenga algo de malo como persona”, relató en una entrevista reciente. “Es solo una condición y puedo hacer algo para arreglarla. No tengo que estar así por siempre”.

Lovato está compartiendo su historia y exhortando a otros a que hagan lo mismo a través de Be Vocal: Speak Up For Mental Health, una iniciativa lanzada el jueves por una compañía farmacéutica, la Alianza Nacional por la Salud Mental y otros grupos activistas. La campaña busca mejorar las opciones de tratamiento a todos los niveles y erradicar el estigma en torno a las enfermedades mentales.

“No es algo de lo que nadie debería avergonzarse”, dijo Lovato. “Cuanto más hable la gente de esto, más personas podrán buscar y recibir la ayuda que necesitan”.

A través de Be Vocal no sólo las personas con enfermedades mentales podrán expresar sus necesidades sino que sus familias y comunidades pedirán mejores recursos para satisfacer esas necesidades, indicó la cantante.

El mejor estado mental de Lovato se refleja en su trabajo.

“¡Yo diría que mi música es mucho más alegre ahora!”, dijo riendo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Copyright 2015 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Read or Share this story: http://bit.ly/1IiHT0s